Indonesia, encaminada a perder libertades por el avance de los islamistas

0
241
Soldados indonesios ayudan a mujeres y niños rohinyas a salir de un vehículo militar al llegar a un albergue temporal después de que su bote llegó a una playa de la provincia de Aceh, Indonesia, el lunes 26 de diciembre de 2022. (AP Foto/Rahmat Mirza)

Indonesia, la tercera mayor democracia del mundo y el país con más musulmanes del mundo, se adentra en 2023 con visos de un aumento del islamismo radical y pérdida de libertades después de que este año se debilitara su sello liberal aprobando una reforma del código penal ultraconservadora.

La nación, con más de 276 millones de habitantes, es la principal economía del sudeste asiático y tiene posibilidades de convertirse en la cuarta potencial mundial en 2045, por lo que su evolución tiene impacto más allá de sus fronteras y de la región.

La aprobación en diciembre de una reforma penal que castiga las relaciones extramaritales con hasta un año de cárcel, y los insultos al presidente con tres, fue un jarro de agua de fría para grupos de derechos humanos, pero también para las cada vez más poderosas facciones islamistas, que pedían cambios aún más radicales.

«¿Qué lado está ganando y qué dirección tomará la cuarta nación más poblada del mundo?», se plantea Michael Vatikiotis, analista del Centro para el Diálogo Humanitario y autor de libros como «Sangre y Seda: poder y conflicto en el Sudeste Asiático» (Weidenfeld & Nicolson, 2018).

«Según el resultado de las pasadas elecciones y la reforma del código penal, los islamistas están ganando terreno, lo que con razón preocupa a muchos», dice a EFE.

El experto explica que en el país, cuya tradición secular y liberal está recogida en su teoría fundacional, llamada Pancasila, «las cortes y las autoridades locales cada vez aprueban más leyes islámicas que, por ejemplo, fuerzan a las niñas a llevar hijab (velo islámico) en la escuela».

El hecho de que el presidente, el moderado Joko Widodo, no pueda presentarse a los comicios de 2024 -pues lo prohíbe la Constitución tras dos legislaturas- allana el camino, sin un sucesor tan popular como él, a que los islamistas cojan fuerza, entre quienes tiene más apoyos el posible candidato opositor Anies Baswedan.

Mostrar más

Según Vatikiotis, «es improbable» que Indonesia siga el camino de la Irán revolucionaria, «pero la nación sí podría parecerse pronto a (la) Turquía» de Recep Tayyip Erdogan. EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here