China rechaza injerencismo del G7 sobre Xianjing y Taiwán

0
44

También las declaraciones de la Unión Europea y Japón sobre islas de soberanía china en el mar de China meridional.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de China rechazó la posición del Departamento de Estado de EE.UU., y sus planes con el G7 para, según Washington «presionar más a China por sus políticas hacia las minorías étnicas como los uigures en Xinjiang».

De acuerdo al vocero del Ministerio de Relaciones Exteriores chino, Zhao Lijian, Beijing «ha enfatizado repetidamente que el llamado ‘genocidio’ en Xinjiang no tiene una base fáctica y es una mentira de un siglo de antigüedad fabricada por algunas personas en los EE.UU. Esta mentira ha sido despiadadamente expuesta una y otra vez frente a la verdad».

En ese sentido, Zhao, explicó que aunque «Estados Unidos ha difundido repetidamente rumores y calumnias, y su propósito no es más que manchar la imagen de China y contener el desarrollo de China», lo que llamó «su conspiración» no tendrá éxito.

El vocero de la cancillería china dijo tener esperanzas «que la parte estadounidense reflexione a fondo sobre los 500.000 niños trabajadores dedicados al trabajo agrícola en los Estados Unidos y los pueblos originarios que fueron víctimas de genocidio en esos años».

De igual manera, instó «a la parte estadounidense a que deje de interferir en los asuntos internos de China y deje de intentar inventar mentiras viciosas para contener a China».

En respuesta a una reunión entre Japón y la Unión Europea, de la cual emergió una declaración conjunta expresando su preocupación por la situación en las Islas Diaoyu, el Mar de China Oriental, el Mar de China Meridional y el Estrecho de Taiwán, así como la situación de los derechos humanos en Hong Kong y Xinjiang; el vocero dijo que se trata de una «exageración» y una «difamación» contra China.

Zhao dijo, en ese sentido que «las Islas Diaoyu y sus islas adyacentes han sido territorio inherente de China desde la antigüedad. No importa lo que digan o hagan los demás, nada cambiará el hecho objetivo de que las Islas Diaoyu pertenecen a China».

Como conclusión, el vocero de la Cancillería aconsejó «a los países de la UE y Japón a que dediquen su energía a administrar sus propios asuntos, en lugar de preocuparse por los asuntos internos de China», ya que China «siempre ha sido un constructor de la paz mundial, un contribuyente al desarrollo global y un defensor del orden internacional».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here