India intenta ser la nueva fábrica del mundo

0
415

Pero hace falta algo más que una pandemia mundial para desbancar a China de sus 40 años de reinado.

  • La política de covid cero de China está empujando a las empresas a diversificar las cadenas de suministro fuera del país asiático, aunque empezaron a hacerlo debido a las tensiones geopolíticas y los aranceles de la era Trump.
  • Pero no es fácil sustituir por completo el ecosistema de la cadena de suministro de China en ningún país, ni siquiera en uno tan inmenso como la India.
  • La política de covid cero de China puede estar provocando lo que Donald Trump no consiguió plenamente durante su mandato como presidente de los Estados Unidos: alejar las cadenas de suministro mundiales de China por primera vez en 40 años.

    En 2018 y 2019, Trump impuso fuertes aranceles a China para contrarrestar lo que calificó de acuerdos comerciales injustos con Estados Unidos y que Pekín contestó con represalias, dando así inicio a una guerra comercial.

    Y aunque muchas empresas empezaron a hablar de trasladar las cadenas de suministro fuera de China para distanciarse de la inestabilidad por las tensiones geopolíticas, fue realmente la pandemia, concretamente la política china de covid cero, fue lo que puso de manifiesto la importancia del riesgo de depender de un solo país para las cadenas de suministro.

    «Las tensiones geopolíticas en sí mismas no habrían provocado este nivel de reajuste de las cadenas de suministro, pero el covid-19 sin duda ha ayudado a poner de manifiesto los peligros de depender únicamente del gigante asiático, como un combustible adicional al fuego», afirma a Business Insider Ashutosh Sharma, director de investigación de Forrester, empresa de investigación de mercados.

    El gigante tecnológico, Apple, es el claro ejemplo de cómo la excesiva dependencia de los eslabones chinos de la cadena de suministro ha afectado a la producción de iPhone, que se ha visto frenada por la implacable persecución contra el covid. Apple está acelerando el traslado de su producción de China a otros países asiáticos. Pero, ¿a dónde?

    El principal proveedor de Apple, Foxconn, y otros fabricantes de chips han optado por la India, después de que la administración Biden impusiera el pasado octubre controles a la exportación de equipos a las fábricas chinas de chips avanzados.

    «India tiene una gran reserva de mano de obra, una larga historia de fabricación y apoyo gubernamental para impulsar la industria y las exportaciones. Por todo ello, muchos están estudiando si la fabricación india es una alternativa viable a China«, explica a Business Insider Julie Gerdeman, consejera delegada de la plataforma de gestión de riesgos de la cadena de suministro Everstream.

    Pero es más fácil decirlo que hacerlo.

    India es la mayor democracia del mundo, y eso complica mucho la toma de decisiones

    Como gran economía con una población joven, la India tiene potencial para convertirse en un gigante manufacturero. Pero el país del sur de Asia también es tristemente famoso por su burocracia y sus engorrosos trámites.

    «No es ni mucho menos un lugar en el que las empresas puedan llegar y abrir una tienda sin tener muchas complicaciones burocráticas», afirma Sharma, que reside en el país asiático.

    «Estoy seguro de que China también tiene esos problemas, pero su capacidad para avanzar rápidamente en esos requisitos de cumplimiento es mucho mayor que en India, porque India es mucho más democrática y hay demasiadas partes implicadas a las que satisfacer».

    En 2019, India ocupó el puesto 63 en una lista del Banco Mundial de 190 países clasificados en función de su facilidad para hacer negocios.

    Si bien ese resultado es mucho mejor que la posición 142 que tenía en 2014, cuando el primer ministro Narendra Modi asumió el cargo, seguía estando por detrás de China, que ocupaba el puesto 31 en 2019, el último año en que se elaboró el índice antes de que el Banco Mundial lo suspendiera tras un escándalo de manipulación de datos. Las irregularidades en los resultados hicieron subir puestos a China en 2018, según una auditoría del Banco Mundial publicada en diciembre de 2020.

    India también tiene un historial de proteccionismo, lo que la hace menos competitiva a la hora de atraer grandes inversiones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here