El sistema bancario de Tailandia muestra un tercer trimestre de 2022 robusto

0
286

Tailandia es la segunda economía más grande de la ASEAN después de Indonesia y antes de Malasia. Este país se ha convertido en un importante jugador internacional, ganando un espacio en el Sudeste Asiático como plataforma industrial para productos terminados y maquila en sectores como el automotriz, aviación, alimentos, farmacéutica, productos de alto consumo, energía. Y como en toda la ASEAN, los bancos y los fondos de inversión tienen una sólida participación en el desarrollo de negocios. De hecho, el sistema bancario tailandés está considerado como un hub financiero en crecimiento, con capacidad para afrontar los vaivenes de los mercados globales.

Tal es así que, en noviembre pasado la directora sénior del Banco de Tailandia, Suwannee Jatsadasak, informó sobre el desempeño del sistema bancario tailandés en el tercer trimestre de 2022, indicando que “el sistema bancario tailandés se mantuvo resistente con altos niveles de fondos de capital, provisión para pérdidas crediticias y liquidez, que sirvió como mecanismo clave para apoyar la recuperación económica y dar cabida a la demanda de préstamos de empresas y hogares en el futuro”.

Esta fortaleza se evidenció en un segundo dato: la rentabilidad del sistema bancario mejoró con respecto al mismo período del año anterior.

Para decir más a favor de este argumento, se conoció también que el sistema bancario tailandés registró una ganancia neta de 60.400 millones de baht en el tercer trimestre de 2022, un aumento del 56,8% con respecto al mismo trimestre del año pasado. Esto se debió principalmente a la expansión de los préstamos, que se tradujo en un aumento de los ingresos netos por intereses, junto con menores gastos de provisiones después de que los bancos hayan reservado gradualmente un nivel elevado de provisiones durante el período de COVID-19. (Nota: US$1= $34.84 thai baht)

Sin embargo, según informa el Banco de Tailandia, en comparación con el trimestre anterior, la utilidad neta disminuyó principalmente debido a menores ingresos no financieros por el efecto estacional de los ingresos por dividendos durante el trimestre pasado, mientras que los ingresos netos por intereses aumentaron.

Como resultado, la relación entre el ingreso neto por intereses y los activos que devengan intereses promedio (Margen de Interés Neto: NIM) creció a 2.64% de 2.51% en el trimestre anterior. Mientras tanto, el índice general de rendimiento de los activos (ROA) disminuyó a 1,01% desde 1,11% en el trimestre anterior.

Sobre la economía tailandesa

Resiliencia es la palabra que mejor explica la performance de la economía de Tailandia. Esto se vio reflejado en el informe “El Monitor económico de Tailandia para diciembre de 2022: Política fiscal para un futuro resiliente y equitativo” que hace apenas unos días publicó el Banco Mundial al respecto.

En el documento se establece que la economía de Tailandia recuperará su nivel previo a la pandemia en 2022, pero el ritmo de crecimiento será más lento de lo esperado en 2023 debido a los obstáculos de la coyuntura global. Se prevé que la economía se expanda un 3,4% en 2022 y un 3,6% en 2023. Nota: el crecimiento en 2023 se revisó a la baja en 0,7 puntos porcentuales en comparación con las proyecciones de junio, lo que refleja una disminución de la demanda mundial más rápida de lo esperado.

Respecto al sector turístico, clave en la recuperación, las llegadas de turistas alcanzaron el 45% del nivel previo a la pandemia en septiembre, superando a las de Indonesia y Filipinas.

En el tercer trimestre de 2022, que mostró muy buena respuesta del sistema bancario tailandés como se pudo revisar más arriba, el crecimiento económico se aceleró al 4,5% impulsado por el resurgimiento del consumo privado y las fuertes entradas de turismo tras la reapertura económica en mayo y las medidas de las autoridades para mitigar las presiones del costo de vida (inflación).

Siguiendo la tendencia, cifras preliminares mostraron que el valor de los activos totales entre los bancos comerciales registrados en Tailandia ascendía a casi 22 billones de thai baht tailandeses hacia julio de este año, mostrando un aumento en comparación con el mes anterior.

Tailandia tiene una economía mixta en la que los principales sectores económicos son la agricultura, la fabricación, el turismo, los servicios y los recursos naturales. En 2021, la participación de la agricultura en el PBI de Tailandia fue del 8,55%, la industria contribuyó con aproximadamente el 34,77% y el sector de servicios intervino con aproximadamente el 56,68%.

Respecto al sector manufacturero, es uno de los principales motores de la economía, considerado altamente competitivo debido a varios factores, como la abundancia de materias primas, mano de obra competitiva y tecnologías innovadoras.

Según informa Statista, a partir del cuarto trimestre de 2021, la participación del sector manufacturero en la contribución económica tailandesa fue del 34%, precediendo a otras industrias importantes como los servicios y el comercio.

Aunque la contribución del sector manufacturero (turismo, automoción y electrónica) al PBI de Tailandia en la última década ha fluctuado, representó aproximadamente 4,4 billones de baht en 2021. En comparación con otros núcleos económicos importantes, el sector manufacturero tiene un mayor impacto en la economía tailandesa: representa la mayoría de las exportaciones totales de Tailandia y genera un gran volumen de puestos de trabajo.

No obstante, Tailandia experimentó una desaceleración significativa en el crecimiento de las exportaciones al igual que otros pares de la ASEAN desde la pandemia hasta aquí, que refleja el impacto de la desaceleración económica mundial.

En ese marco, se espera que las exportaciones de bienes se contraigan un 2,1% en 2023, una fuerte caída con respecto a la expansión estimada del 8,1% en 2022; revisión a la baja refleja el debilitamiento de la demanda de sus principales socios comerciales, incluidos China, la Unión Europea y EE. UU.

El rol de los préstamos y créditos

Volviendo al sistema bancario tailandés, en la declaración que hizo la presidente senior del BOT, Suwannee Jatsadasak, se conoció que el fondo de capital del sistema bancario tailandés se situó en $3.094,6 mil millones de baht, equivalente a un índice de adecuación de capital (índice BIS) del 19,2%. Por su parte, la provisión para pérdidas crediticias se mantuvo alta en $890,7 mil millones de baht con un índice de cobertura de NPL del 171,6%, con un ratio de cobertura de liquidez (LCR) registrado en 186,5%.

Asimismo, el BOT hizo saber que el crecimiento general de los préstamos bancarios aumentó a un ritmo más lento, un 5,3% interanual en el tercer trimestre de 2022, en comparación con el 6,3% del trimestre anterior, principalmente como resultado del reembolso de los préstamos del Gobierno y la gestión de cartera de préstamos de los bancos.

Sin embargo, los préstamos continuaron expandiéndose luego de la recuperación económica. Por ejemplo, el crecimiento de los préstamos a empresas aumentó un 6,1% interanual para apoyar sus necesidades de financiación en línea con la recuperación de las actividades económicas de Tailandia.

En otro ámbito, los créditos al consumo se expandieron un 3,9% interanual en todas las modalidades de crédito. Y los préstamos personales continuaron creciendo junto con la recuperación del consumo privado.

Mientras tanto, los préstamos hipotecarios se expandieron luego de un aumento en la demanda de viviendas para propiedades residenciales de poca y gran altura, en parte debido a las medidas de estímulo a la adquisición de viviendas que finalizarán en 2022. Asimismo, los préstamos para automóviles aumentaron de manera consistente con el crecimiento de las ventas de unidades de fabricación nacional.

Por su parte, se pudo evidenciar que los préstamos con tarjetas de crédito continuaron creciendo en línea con un aumento en el uso de este instrumento, aunque bajó la base de gastos promedio de los usuarios luego de los picos experimentados durante el confinamiento por la pandemia de COVID-19 durante 2020-2021.

En el frente de la calidad de los préstamos, los bancos continuaron administrando sus carteras de préstamos y ayudando a los prestatarios a través de la reestructuración de deudas. Como resultado, los préstamos morosos brutos (NPL) en el tercer trimestre de 2022 se redujeron a $502.700 millones de baht, lo que equivale a una tasa de NPL del 2,77%.

Por último, la comunicación de la presidenta senior del BOT destaca que relación de préstamos otorgados con Aumento Significativo del Riesgo de Crédito (SICR) sobre el total de préstamos fue de 6,26%, aumentando desde el 6,09% desde el trimestre anterior.

¿Qué es el Bank of Thailand?

Queda claro que cuando hablamos del BOT nos referimos al banco central de Tailandia, establecido inicialmente como Oficina Bancaria Nacional de Tailandia. La Ley del Banco de Tailandia se promulgó el 28 de abril de 1942 y le confirió la responsabilidad de todas las funciones de banca central, iniciando operaciones el 10 de diciembre de 1942.

El BOT ya ha asumido el papel de banco central de Tailandia durante más de siete décadas. Según cuenta su historia, se hicieron serios esfuerzos para establecer un banco central desde la revolución de 1932, pero tomó otros 10 años poder lograrlo debido a la inestabilidad política y la escasez de expertos bancarios y monetarios.

Desde su fecha de inicio de operaciones, se han designado un total de 23  gobernadores de BOT. El gobernador actual, Veerathai Santiprabhob, asumió su cargo el 1 de octubre de 2015.

La Ley del Banco de Tailandia, BE2485, se modificó posteriormente para poner énfasis en la responsabilidad social de BOT, creando un mecanismo de protección contra las crisis económicas, así como para establecer el proceso de toma de decisiones de BOT que garantice el buen gobierno y la transparencia en la organización.

Funciones y responsabilidades

Las funciones y responsabilidades clave del Banco de Tailandia ( BOT) son facilitar el sistema económico y financiero a través de la implementación de la política monetaria, para acomodar el crecimiento económico sostenible a tasas que coincidan con el potencial del país. El BOT también tiene como objetivo ayudar a crear un entorno económico favorable que promueva la calidad de vida de todos los tailandeses a largo plazo.

Por eso, la tarea clave del BOT es sostener la estabilidad financiera manteniendo la inflación y los tipos de cambio en niveles apropiados de acuerdo con las condiciones económicas en un momento dado. Otras tareas incluyen la gestión de la circulación de billetes, la supervisión de las instituciones financieras y el sistema de pago, así como la protección del consumidor financiero.

La Junta de BOT determina las políticas generales del Banco, mientras que las políticas y pautas de temas específicos son decididas por comités separados, como el Comité de Política Monetaria (MPC), el Comité de Política de Instituciones Financieras (FIPC) y el Comité de Sistemas de Pago (PSC).

De acuerdo con la Ley del Banco de Tailandia, su primera obligación es imprimir y emitir billetes y otros documentos de seguridad. El BOT imprime y emite billetes de banco y otros documentos de seguridad bajo la aplicación de la Ley de Moneda y tiene los derechos exclusivos para imprimir y emitir billetes de banco en el Reino.

Su segundo mandato es promover la estabilidad monetaria y formular políticas monetarias. En la práctica, el BOT implementa la política monetaria según lo especificado por el Comité de Política Monetaria de la siguiente manera:

a. Movilización de depósitos, determinación de la tasa de interés para préstamos a instituciones financieras;

b. Negociación de divisas e intercambio de flujo de efectivo futuro;

c. Otorgamiento de préstamos de divisas para mantener la estabilidad monetaria lo mismo que créditos para implementar la política monetaria;

d. Negociación de valores según sea necesario para intercambiarlos por el flujo de efectivo futuro para controlar la oferta monetaria en el sistema financiero del país;

e. Pedir prestado o prestar los valores con o sin retorno.

Como tercer cometido busca administrar los activos del BOT (excluyendo los activos dentro de la reserva de divisas de acuerdo con la Ley de Moneda) e invertir dichos activos para obtener rendimientos siguiendo los objetivos: administración de los riesgos de seguridad, liquidez, rendimiento de los activos y gestión.

Como cuarto encargo, está llamada a proporcionar servicios bancarios al Gobierno y actuar como registrador de los bonos del Gobierno. En este rol, el BOT proporciona servicios bancarios al Gobierno en términos de servicios de depósito y préstamo para el Ministerio de Finanzas, actúa como custodio del Gobierno y es su representante para la inversión en activos y divisas; comercia y transfiere letras de cambio, valores y certificados de acciones, y controla y supervisa FX. Además, el BOT puede brindar servicios bancarios a las empresas estatales u otras agencias gubernamentales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here