El plan secreto de China para desterrar las tecnologías occidentales comienza a dar resultados

0
132

China puso en marcha un plan secreto para eliminar el uso de tecnologías occidentales en sus sectores de desarrollo críticos. La propuesta ha comenzado a entregar resultados en un momento en el que el país asiático experimenta fuertes tensiones políticas con Estados Unidos.

En septiembre de 2022, la Comisión de Administración y Supervisión de Activos Estatales del Consejo de Estado de China (SASAC, por sus siglas en inglés) notificó a las entidades y empresas estatales que deberían ajustar sus estructuras operativas para ampliar el uso de sistemas de tecnología de la información (TI) de producción nacional.

El decreto fue informado mediante un memorando interno conocido como “Documento No. 97”. El escrito establece tres etapas para sustituir el software y hardware procedente de fabricantes occidentales con soluciones desarrolladas localmente. El Partido Comunista Chino y el Gobierno de China diseñarían acciones conjuntas para fomentar la producción nacional de equipos tecnológicos y sistemas de soporte, aumentar su calidad y favorecer el desarrollo de proveedores.

El uso de esta tecnología se ampliaría a los sectores de finanzas, telecomunicaciones, electricidad, petróleo, transporte, aeroespacial, educación y atención médica. Finalmente, se trabajaría para extender el alcance a otras industrias.

Las partes sujetas a la petición están obligadas desde enero del año pasado a presentar reportes trimestrales a la SASAC sobre el progreso de la adopción de la tecnología china. El objetivo es lograr una dependencia total en los próximos tres años.

El documento ha sido tratado con niveles extremos de confidencialidad. El proyecto fue presentado en físico a los funcionarios y ejecutivos involucrados, quienes no tuvieron oportunidad de generar una copia para una revisión más detallada. El plan no está disponible para su consulta pública.

China ha expresado su intención de unirse al Acuerdo sobre Contratación Pública respaldado por la Organización Mundial del Comercio. El pacto exige a los firmantes la eliminación de normas o mecanismos comerciales que discriminen a las empresas extranjeras. El país presentó una solicitud para formar parte del Acuerdo Transpacífico Integral y Progresista que promueve la apertura de contratación pública a las compañías foráneas.

La estrategia de China contra la tecnología occidental

Un reportaje publicado esta semana en The Wall Street Journal evidencia que los objetivos estipulados en el “Documento No. 97” han comenzado a cumplirse con éxito. El rotativo señala que desde 2022, los proveedores de tecnología locales han conseguido dominar más de la mitad del mercado de tecnología chino valorado en 6,300 millones de dólares.

La participación de empresas estadounidenses en el sector ha caído drásticamente en los últimos años. En 2018, HP Enterprise tenía una cuota de mercado de 14.1% en China; la cifra descendió a 4% el año pasado. Las ventas de Microsoft en territorio chino representan sólo el 1.5% del total registrado por la compañía, mientras que la penetración de la propuesta comercial de Cisco se ha reducido a más de la mitad en el último lustro para llegar a un 8%.El informe señala que hasta hace seis años la mayoría de las licitaciones tecnológicas gubernamentales en China eran cedidas a soluciones de hardware y software de proveedores occidentales. Esto ha cambiado a favor de fabricantes locales. Los analistas señalan que las oportunidades en el mercado chino para las compañías extranjeras podrían estar en las tecnologías más avanzadas, como la inteligencia artificial (IA).

La SASAC y el Gobierno chino han mostrado sus intenciones de tomar parte en el mercado emergente. Zhang Yuzhuo, líder del organismo regulador, ha dicho que las empresas estatales centrales deben adoptar reformas y mecanismos para aumentar su participación en el desarrollo de tecnologías de inteligencia artificial de nueva generación.

Hasta mediados del año pasado, más de 14 regiones provinciales chinas habían contribuido a la investigación y desarrollo de algoritmos de IA, según el Instituto de Información Científica y Técnica de China. “Estados Unidos y China han contribuido al desarrollo del 80% de los modelos de inteligencia artificial a gran escala disponibles en todo el mundo. El mercado chino aún debe reducir la brecha con su homólogo estadounidense”, afirmó Zhao Zhiyun, jefe del centro de investigación.

Las tensiones políticas entre China y Estados Unidos tienen consecuencias cada vez más notables en el ámbito tecnológico. Las autoridades estadounidenses han propuesto diversas medidas para evitar que empresas como Nvidia exporten chips de IA hacia la nación asiática. El Congreso del país norteamericano discute una reforma de ley que podría prohibir el uso de TikTok. En ambos casos, las medidas se han justificado bajo el argumento de privilegiar la seguridad nacional.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here