EE. UU., Japón y Corea del Sur realizan maniobras tras lanzamiento de misil de Pyongyang

0
273

Los ejércitos de Estados Unidos, Corea del Sur y Japón realizaron ejercicios aéreos conjuntos, en la península coreana, este domingo 19 de febrero. Las operaciones se dan en respuesta al lanzamiento de un misil balístico intercontinental de Pyongyang, un día antes, que cayó en aguas del territorio japonés.

Una alianza militar con la lupa puesta en las amenazas de Corea del Norte.

Estados Unidos, Corea del Sur y Japón ejecutaron maniobras aéreas con bombarderos estratégicos sobre la península coreana este domingo 19 de febrero.

En las operaciones, los cazas F-35A, F-15K y F-16 de Seúl escoltaron a los bombarderos B-1B estadounidenses, lo que demostró las capacidades de defensa «abrumadoras» y la postura de preparación de los aliados, señaló el Estado Mayor Conjunto surcoreano.

Los ejercicios castrenses “fortalecieron la capacidad de operación combinada y reafirmó el compromiso férreo de Estados Unidos con la defensa de la península de Corea y la implementación de la disuasión extendida», puntualizó el Ejército de Seúl.

Japón, que describió el entorno de seguridad en la región como “cada vez más severo”, informó que su Fuerza Aérea llevó a cabo ejercicios tácticos en los que sobrevoló sus aguas con aviones de combate F-15, junto a bombarderos B-1 y F-16 de las tropas de Washington.

«Este ejercicio bilateral reafirma la fuerte voluntad entre Japón y Estados Unidos para responder a cualquier situación, la preparación de las Fuerzas de Autodefensa de Japón y las Fuerzas Armadas de Estados Unidos, y fortalece aún más las capacidades de disuasión y respuesta de la Alianza Japón-Estados Unidos», indicó el Ministerio de Defensa nipón.

Corea del Norte eleva las amenazas de seguridad en la región

Los ejercicios entre los militares estadounidenses y sus aliados asiáticos se produjeron justo un día después de que Pyongyang lanzara un misil balístico intercontinental que cayó dentro de la Zona Económica Exclusiva (ZEE) de Japón.

El lanzamiento del sábado 18 de febrero, el primero de Pyongyang desde el pasado 1 de enero, tuvo lugar después de que el régimen de Kim Jong-un advirtiera el viernes con una respuesta «fuerte y persistente sin precedentes», en momentos en que Seúl y Washington se preparaban para sus ejercicios militares anuales, como parte de los esfuerzos para defenderse de la creciente amenaza nuclear que plantea el Norte.

Pero esta no es la primera vez que los norcoreanos lanzan misiles de largo alcance hacia sus vecinos.

En 2022, Pyongyang, disparó una cantidad sin precedentes de proyectiles, incluidos misiles balísticos intercontinentales capaces de impactar en cualquier lugar del territorio estadounidense, mientras reanudaba los preparativos para su primera prueba nuclear desde 2017.

Las amenazas son vistas desde Occidente y los vecinos de Corea del Norte con mayor atención, ante el creciente desarrollo de armas nucleares del país ubicado en la parte septentrional de la península de Corea.

Para el Gobierno surcoreano, los últimos movimientos desde su vecina nación muestran «claramente» la intención de Kim Jong-un de elevar las provocaciones.

«Si Corea del Norte lleva a cabo la séptima prueba nuclear, lo que podría suceder en cualquier momento, cambiará las reglas del juego en el sentido de que Corea del Norte podría desarrollar y desplegar misiles nucleares tácticos», sostuvo el ministro surcoreano de Relaciones Exteriores, Park Jin, en medio de la Conferencia de Seguridad que se lleva a cabo en Munich.

Pese a las advertencias, la amenaza norcoreana está lejos de disiparse.

Aunque los programas de misiles balísticos y armas nucleares de Pyongyang están estrictamente prohibidos por las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU, el régimen de Kim Jong Un afirma que su desarrollo de armas es necesario para contrarrestar las «políticas hostiles» de Washington y sus aliados.

Los analistas indican que es probable que Corea del Norte realice más pruebas de armas, incluido un posible nuevo misil de combustible sólido que podría ayudar al Norte a desplegar sus misiles más rápido en caso de una guerra.

Con Reuters, EFE y AP

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here