Duelo y preguntas en Tailandia por repentina muerte del niño de la cueva

0
1115

Muchos tailandeses expresaron este jueves sus condolencias en las redes sociales por la muerte en Inglaterra de uno de los doce niños rescatados de una cueva tailandesa en 2018, mientras que algunos preguntan por las causas aún no aclaradas de su inesperado fallecimiento.

Duangpetch Promthep, uno de los supervivientes de la cueva hace cinco años, murió a los 17 años el pasado martes después de ser trasladado el domingo anterior al hospital, donde estuvo en estado crítico, según un comunicado de la academia de fútbol Brooke House College.

El joven tailandés, también conocido como Dom, estudiaba desde finales del pasado año en Brooke House College en Leicester (Inglaterra) becado por la Fundación Zico de Tailandia.

«Dom era un chico popular que se comportaba con espíritu generoso y le deseamos paz», dice el comunicado de la academia.

Muchos tailandeses han acudido a la página de Facebook de la Fundación Zico para expresar sus condolencias, pero también para preguntar por las causas de la muerte.

Supatpong Methigo, un monje del templo Wat Doi Wao, en Chiang Rai, la ciudad de origen de Duangpetch en Tailandia, señaló ayer en Facebook que la abuela del joven informó a la comunidad monástica, con la que estudió el joven de niño, que este murió debido a un «accidente» sin dar más detalles.

Kiatisuk Senamuang, creador de la Fundación Zico, expresó en Facebook su agradecimiento por el buen trato de Joan y Giles Williams, dueños de Brooke House College, a Duangphet y por haberlo acompañado en sus últimos momentos de vida.

«Descansa en paz, Dom era un buen estudiante, educado, sencillo y bueno», escribió Kiatisuk.

Tanto la Embajada británica en Tailandia como la tailandesa en Londres expresaron en sus redes sociales sus condolencias a la familia y amigos del joven fallecido.

Promthep tenía 13 años cuando, el 23 de junio de 2018, se adentró junto a sus compañeros de entre 11 y 16 años y su tutor de 26 en una cueva de la provincia de Chiang Rai después de un entrenamiento de fútbol, y fueron localizados nueve días más tarde a cuatro kilómetros de la entrada.

Todos ellos fueron rescatados en una complicada operación de salvamento internacional a través de las galerías parcialmente inundadas de la cueva, que se completó 17 días después.

Tras el rescate, la cueva se convirtió en un punto de peregrinaje con entre 1.000 y 3.000 visitantes diarios.

El dramático rescate fue llevado a las salas de cine a través de la película «The Cave» (La cueva) y la plataforma Netflix estrenó el pasado año una miniserie de seis episodios sobre el suceso. EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here