Ciudades japonesas validan plan de liberación de agua radiactiva

0
118

Las ciudades Okuma y Futaba, en la prefectura japonesa de Fukushima, validaron hoy el plan de la Compañía Eléctrica de Tokio (Tepco) para la liberación del agua radiactiva almacenada en la central nuclear Fukushima I.

El gobernador de la demarcación nipona, Masao Uchibori, y los dos alcaldes locales informaron del visto bueno durante una reunión con el presidente de Tepco, Tomoaki Kobayakawa, reseñó la prensa nacional.

El pasado 22 de julio la Autoridad de Regulación Nuclear oficializó el permiso concedido a Tepco, pero las operaciones de vertimiento previstas para la primavera de 2023 necesitaban además el consentimiento oficial de los territorios en los cuales se ubica la termonuclear.

La firma energética nipona podrá ahora iniciar la construcción de las estructuras requeridas para iniciar el proceso de descarga, el cual podría durar décadas.

En principio, el líquido libre de radionúclidos excepto tritio, se diluirá con agua de mar a un 40 por ciento (según establecen las normas de seguridad japonesas) y se verterá en el océano a un kilómetro de la planta a través de una tubería submarina.

Tras el accidente atómico de 2011 en Japón, el agua utilizada para enfriar los reactores nucleares derretidos de Fukushima I se acumuló en contenedores dentro del complejo, mezclada con agua de lluvia y subterránea contaminadas.

El gobierno nipón decidió que el creciente volumen no podía seguir almacenándose en las instalaciones de la central y depositó su confianza en el plan concebido por Tepco.

El secretario en jefe del Gabinete, Hirokazu Matsuno, recalcó en mayo pasado que trabajarán por conseguir la comprensión de las partes interesadas locales, nacionales e internacionales, desde los pescadores y consumidores hasta los países y regiones vecinos, a quienes comunicarán de manera repetida y clara las garantías de seguridad.

Al respecto, Tepco reiteró que el impacto en el medio ambiente y en las personas será muy limitado, en tanto la concentración de la carga radiactiva que se liberará en el mar se ajustará a las normativas internacionales.

El tritio se produce de forma natural debido a la acción de los rayos cósmicos en la atmósfera terrestre, por lo cual se encuentra en el agua de lluvia y en la del grifo, así como en las instalaciones nucleares convencionales, divulgó la cadena de noticias NHK.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here