¿Qué hay detrás de la ofensiva china contra prominentes empresarios?

0
353

La desaparición del banquero chino Bao Fan reaviva los miedos a una ofensiva de Pekín en contra de los emprendedores. Expertos temen que esto podría ahuyentar a los inversionistas.

El multimillonario Bao Fan, uno de los emprendedores más conocidos de China, que fundó el banco de inversiones China Renaissance, en 2005, lleva desaparecido más de dos semanas.

La compañía China Renaissance Holdings se ha limitado a decir que Bao «está cooperando en el marco de una investigación que llevan a cabo ciertas autoridades» en China. No dio a conocer más detalles sobre el paradero de su CEO o las condiciones en las que se encuentra.

¿Quiénes podrían verse afectados?

Tras la desaparición del banquero, las acciones de la compañía en Hong Kong se desplomaron un 29 por ciento. Algunos expertos describen este tipo de desapariciones como «aterradoras». Y Bao no es la única víctima.

En septiembre pasado, el presidente del grupo China Renaissance, Cong Lin, fue detenido a raíz de una investigación en torno a su trabajo en el departamento de arrendamiento financiero del banco estatal ICBC, de acuerdo con el medio especializado en economía Caixin.

«No sabemos si están detenidos en un hotel o en algún tipo de celda», dice William Nee, de la organización Defensores Chinos de Derechos Humanos (CHRD, por sus siglas en inglés).

Nee subraya que estas prácticas son ilegales y que la tendencia a que los empresarios destacados se conviertan en el blanco demuestra que la persecución no solo afecta a los disidentes o a las minorías étnicas.

¿Por qué China persigue a empresarios prominentes?

La comunidad internacional considera que la desaparición forzada viola los derechos humanos. No obstante, según algunos analistas, para el Partido Comunista de China (PCC) es una «práctica estándar».

«El gobierno chino ha aplicado este método a muchas personas, y la única razón por la que nos enteramos de la desaparición de empresarios prominentes es porque se trata de personas muy conocidas», sostiene Yaqiu Wang, de Human Rights Watch (HRW).

En los últimos años, cerca de una docena de multimillonarios chinos se han visto afectados por esta práctica.

En 2015, Guo Guangchang, el fundador del Grupo Fosun, desapareció por unos días.

Asimismo, en 2017, el empresario chino-canadiense Xiao Jianhua fue reportado como desaparecido en Hong Kong. En 2020, el fundador de Alibaba, Jack Ma, desapareció por varios meses del radar público.

¿Demasiado poderosos para el PCC?

En opinión de Dexter Roberts, de la Iniciativa de Seguridad Indo-Pacífica del Consejo Atlántico, el presidente chino, Xi Jinping, está convencido de que los empresarios tienen que asegurarse de que sus negocios acaten las metas del PCC.

«La ofensiva tiene que ver, en parte, con verdaderas preocupaciones por el control de estas empresas sobre datos sensibles, y, también, con el miedo de que se vuelvan demasiado influyentes. A Xi Jinping solo le interesa que estas compañías privadas no se vuelvan demasiado poderosas y reten a compañías estatales. Desde su punto de vista, no muestran el merecido respeto al PCC», prosigue Roberts.

El defensor de derechos humanos Nee agrega que Jack Ma y Bao Fan probablemente fueron blanco del gobierno chino, que teme perder el control sobre el financiamiento del sector tecnológico en China.

Efectos sobre el sector privado

Si la ofensiva contra los empresarios destacados continúa, expertos temen que los inversionistas podrían perder la confianza en el mercado chino.

«El PCC lleva muchos años suprimiendo a las empresas privadas, y, a veces, sus políticas pueden hacer derrumbar una industria entera», dice el especialista en Derecho chino Teng Biao. «Muchos empresarios nacionales y extranjeros han perdido la confianza en ese país y han desviado el dinero destinado a China a otros destinos», asegura.

(vt/cp)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here