Protestas en la Cachemira india por el asesinato de un funcionario hindú

0
181

Cientos de personas se manifestaron este viernes en varias partes de la Cachemira india por el asesinato de un funcionario de la minoría hindú en esta región de mayoría musulmana disputada entre la India y Pakistán, y azotada por una insurgencia separatista desde principios de la década de 1990.

Un grupo de insurgentes disparó el pasado jueves varias veces a Rahul Bhat, un cachemir hindú de 35 años que trabajaba como funcionario en el distrito central de Budgam, explicó la Policía de la región en un comunicado.

«Terroristas dispararon contra un empleado gubernamental llamado Rahul Bhat, perteneciente a una comunidad minoritaria en Chadoora. Fue trasladado al hospital, donde falleció», según la nota.

El asesinato de Bhat ha provocado una ola de protestas que comenzaron ayer y continuaron hoy en varias partes de la región, en las que los miembros de la minoría hindú conocidos como pandits reclamaron a las autoridades mayor protección.

ÉXODO Y PROTESTAS

Miles de pandits abandonaron sus hogares en la Cachemira india al estallar la violencia armada de grupos musulmanes secesionistas en 1989, y según datos del Gobierno regional, unas 40.000 familias hindúes se asentaron en la vecina Jammu al estallar la violencia, mientras que otras 20.000 huyeron a Nueva Delhi y unas 800 se quedaron en Cachemira.

Cientos de miembros de la minoría hindú comenzaron una marcha en protesta por el asesinato en Srinagar, la mayor ciudad de la Cachemira india, aunque fueron dispersados por la Policía cuando trataron de alcanzar un aeropuerto internacional.

«La Policía utilizó gases lacrimógenos para dispersar a los manifestantes», dijo a Efe un testigo, que pidió el anonimato.

Un grupo de personas bloqueó, en el distrito sureño de Kulgam, la única carretera que une el valle de Cachemira con el resto del mundo para exigir «seguridad adecuada», mientras que otros grupos de pandits se manifestaron también en Baramulla (norte) o Mattan (sur).

ASESINATOS SELECTIVOS

El asesinato de Bhat es el último de una serie de ataques selectivos producidos desde agosto de 2019, cuando el Gobierno indio suspendió el estatuto de semiautonomía de la Cachemira india y bifurcó la región en dos territorios controlados directamente por Nueva Delhi, además de imponer restricciones sin precedentes durante meses y detener a miles de personas.

Según datos policiales, dos personas pertenecientes a la comunidad minoritaria han sido asesinadas por insurgentes en el último mes y medio, aunque también se han registrado ataques contra trabajadores procedentes de otras regiones indias.

Además, la muerte del funcionario hindú llega tras la reciente controversia en la India por la película «Los archivos de Cachemira», sobre los asesinatos y el éxodo de la minoría hindú en esta región de mayoría musulmana.

La cinta desencadenó un gran revuelo en la India, al ser alabada por la derecha hindú mientras otros la acusan de islamófoba y partidista.

Pakistán reclama la completa soberanía de la Cachemira desde la partición del subcontinente en 1947 y su independencia del Imperio Británico, mientras que la India acusa al país vecino de patrocinar a terroristas que atacan en territorio indio.

Las dos naciones han librado varias guerras y conflictos menores por este territorio, separado por una frontera provisional que divide Cachemira en dos y que es una de las zonas más militarizadas del mundo. EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here