La Fed y el Banco de Japón protagonizan una semana de decisiones sobre los tipos de interés

0
125

Los principales bancos centrales del mundo se reúnen esta semana para decidir sobre los tipos de interés. Salvo el Banco Central Europeo (BCE), que mantuvo las tasas el pasado 7 de marzo, la Reserva Federal (Fed) de EE UU, el Banco de Japón (BoJ), el Banco de Inglaterra (BoE) y el Banco Nacional de Suizo (SNB) definen esta semana su política monetaria.

De la reunión de la Fed, que arranca mañana martes y termina el miércoles 20, no se esperan cambios tras las recientes y prudentes declaraciones de su presidente, Jerome Powell, que advierte contra los riesgos de bajar los tipos demasiado pronto. Además, dado que la inflación americana y el crecimiento son mayores de lo esperado, las expectativas de recortes se han ido ajustando y el consenso no prevé el primer movimiento a la baja hasta junio. La Fed también da a conocer sus últimas previsiones económicas.

“Los más recientes indicadores de EE UU han tendido a mostrar desaceleración económica e inflación resistente a la baja, lo que dificulta las decisiones de la Fed”, sostienen en la firma de análisis MacroYield. El índice de precios de consumo (IPC) de Estados Unidos se situó en el 3,2% interanual en el mes de febrero, lo que implica una aceleración de una décima respecto al dato de enero.

“La Fed no modificará los tipos de interés (que ahora están en el 5,25%-5,5%), con el mercado situando la primera bajada en junio, aunque con una probabilidad que se ha ido reduciendo (54%) ante unos datos que continúan mostrando la resistencia a la baja de la inflación y que complican alcanzar el objetivo del 2% en el corto plazo”, asevera el analista de Renta 4, Eduardo Imedio.

El BoJ debate el fin de los tipos negativos

Por su parte, el Banco de Japón (BoJ) inició este lunes una reunión mensual sobre política monetaria donde debatirá un posible endurecimiento de sus medidas y el fin de los tipos de referencia negativos tras el anuncio de importantes aumentos salariales que acompañan a la inflación.

Si el banco central japonés decide dejar atrás los tipos negativos en su encuentro de dos días, marcará su primer aumento de tasas en 17 años y un distanciamiento de la ultraflexibilización monetaria por la que ha abogado en la última década con el objetivo de poner fin al ciclo de décadas de deflación en el país.

Los analistas financieros esperan que el BoJ ponga fin a los tipos negativos en su presente reunión de marzo, o quizá en abril, tras examinar el resultado de las negociaciones salariales de primavera entre sindicatos y las principales empresas del país, algunas de las cuales han pactado sus mayores subidas en varias décadas. El aumento salarial promedio ha sido del 5,28%, impulsado por la confianza empresarial en el inicio de un círculo virtuoso de crecimiento salarial, aumento de los precios y expansión económica.

Desde el grupo financiero Goldman Sachs vaticinan que el abandono de los tipos negativos llegará este mismo martes, “dado el resultado mucho mayor de lo esperado en las negociaciones salariales y las múltiples informaciones en las últimas 72 horas” al respecto, que el BoJ no se ha aventurado a desmentir.

“El BoJ probablemente ya no necesite más datos para el cambio de política ni esperar para justificar la modificación con el informe trimestral de previsiones económicas en abril”, señaló la firma en su análisis sobre la economía nipona publicado este mismo lunes.

El banco central japonés situó los tipos de interés de referencia a corto plazo en el -0,1 % en 2016, una medida poco ortodoxa, con la esperanza de abaratar préstamos a empresas e inversores e impulsar a una economía renqueante.

Esta semana también se reúnen el Banco de Inglaterra (BoE) y el Banco Nacional de Suizo (SNB), el jueves. En cuanto al BoE, tampoco se esperan cambios en tipos, que se mantendrían en el 525%, con el mercado descontando la primera bajada (55% de probabilidad) para agosto y un total de entre 2 y 3 para el conjunto del año. Relevante será el IPC de febrero que conoceremos el martes, un día antes de la reunión.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here