Corea del Sur y EE. UU. llevarán a cabo un ejercicio militar anual del 13 al 23 de marzo

0
590

Corea del Sur y Estados Unidos planean iniciar, este mes, un ejercicio militar combinado primaveral, según han anunciado, este viernes, los dos aliados, a medida que se esfuerzan para reforzar la disuasión contra las crecientes amenazas nucleares y de misiles de Corea del Norte.

Está previsto que el ejercicio Freedom Shield (FS) tenga lugar del 13 al 23 de marzo, sin descanso, lo que supone la edición más larga de su ejercicio conjunto de puesto de mando simulado por ordenador, según el Estado Mayor Conjunto (JCS, por sus siglas en inglés) y las Fuerzas Armadas Estadounidenses en Corea del Sur (USFK).

Dicho ejercicio se realizará simultáneamente con las nuevas maniobras de campo a gran escala, llamadas «Warrior Shield», en consonancia con la iniciativa de los aliados para fortalecer los programas de entrenamiento y mejorar su «realismo».

Antes del FS, Seúl y Washington planean llevar a cabo un ejercicio de gestión de crisis, de cuatro días de duración.

El portavoz de las USFK, el coronel Isaac L. Taylor, dijo, en una conferencia de prensa conjunta, que el Freedom Shield está diseñado para reforzar las capacidades de defensa y respuesta de la alianza, cuyos escenarios se centrarán en cuestiones como el cambiante entorno de seguridad, una agresión de la RPDC y las lecciones aprendidas de los recientes conflictos y guerras.

La RPDC son las siglas de la República Popular Democrática de Corea, el nombre oficial de Corea del Norte.

Taylor añadió que Warrior Shield se refiere a la «capacidad y resolución» de los dos aliados para garantizar una postura de defensa combinada para defender a Corea del Sur.

Los ejercicios generales se centran en pasos prácticos para disuadir la guerra y eliminar las tensiones a través de un mecanismo de manejo de crisis conjunto, así como en los procedimientos de ejecución de guerra, según dijeron los oficiales surcoreanos.

Las autoridades de defensa del Sur han dicho que los dos aliados planean aplicar los escenarios de entrenamiento «realistas» del FS relacionados con las amenazas nucleares de «alta intensidad» de Corea del Norte, incluido el endurecimiento de su retórica contra Corea del Sur y EE. UU.

Pyongyang ha advertido que Seúl y Washington se enfrentarían a fuertes contramedidas «sin precedentes», si siguen adelante con los planes de este año para los ejercicios combinados, que ha descrito como preparativos para una guerra de agresión.

En cuanto a la preocupación sobre la posibilidad de que el Norte realice actos provocativos en respuesta a los ejercicios, el portavoz del JCS, el coronel Lee Sung-jun, respondió que ambos aliados mantendrán una «firme» postura de preparación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here