China se acerca a la Unión Europea con una petición

0
380

El ministro de Exteriores del país asiático, Wang Yi, pide a la UE mayor cooperación para “inyectar estabilidad al mundo” y fortalecer su relación como “socios”, no como “rivales”.

China se ha mostrado muy activa en la Conferencia de Seguridad de Múnich en busca de una paz en la guerra de Ucrania. El gigante asiático ha aprovechado la cumbre de líderes mundiales en la ciudad alemana no solo para buscar ententes con otros países, sino también para fortalecer relaciones con la Unión Europea, un poco dañada por el conflicto en Ucrania.

En este sentido, Wang Yi, máximo responsable de la política exterior de China, señaló en una reunión con el alto representante de la Unión Europea (UE) para Política Exterior, Josep Borrell, que China y la UE deben cooperar más para “inyectar estabilidad al mundo”.

Wang, director de la Oficina de la Comisión de Asuntos Exteriores del Partido Comunista de China (PCCh), se reunió este sábado con Borrell en los márgenes de la Conferencia de Seguridad de Múnich, según ha informado este domingo la Cancillería china en un comunicado.

El jefe de la diplomacia china le trasladó al mandatario europeo que China y la UE deben ser “socios y no rivales”, y que “los consensos superan con creces las diferencias”. “Debemos respetar los intereses fundamentales de cada uno y apreciar los frutos de la cooperación. China ha superado con éxito la pandemia y está lista para reiniciar por completo los intercambios con Europa y el resto del mundo”, dijo Wang.

Asimismo, sugirió que las dos partes se preparen “activamente” para una nueva cumbre de líderes China-UE con el objetivo de “llevar los intercambios bilaterales a los niveles previos a la epidemia”. “La esencia de las relaciones económicas y comerciales entre China y la UE es complementaria y mutuamente beneficiosa. Ambas partes deben mantener la apertura y la cooperación”, aseguró.

Respecto a la guerra, en los últimos meses, son varios los países que señalaron la necesidad de que se deje de suministrar más vehículos pesados y armamento a Ucrania para evitar una escalada en el conflicto, y apostar de manera clara por el diálogo como vía única para poner fin al conflicto bélico.

Tanto Austria como Hungría, se negaron a sumarse al envío de ayuda militar a Kiev amparándose en los argumentos mencionados anteriormente. Una posición a la que, recientemente, se ha sumado China. El ministro de Exteriores chino, Wang Yi, le ha propuesto a Ucrania una “iniciativa de paz” para que se ponga fin de una vez a la guerra iniciada el 24 de febrero del año pasado, con el objetivo de evitar el “retorno a la mentalidad de la Guerra Fría”.

Dicha iniciativa propuesta por Pekín, se basa en el amparo de los principios de la carta de Naciones Unidas. “Es algo que debemos defender. Después de todo, hay que dar una oportunidad a la paz”, dijo el ministro chino en declaraciones realizadas en la Conferencia de Seguridad celebrada en Múnich. Los propósitos de la carta de la ONU se basan en la justicia y del derecho internacional, el ajuste o arreglo de controversias, las situaciones internacionales susceptibles de conducir a quebrantamientos de la paz.

Unos principios que están regulados en el artículo segundo del Capítulo I, de Propósitos y Principios. De los siete principios regulados por ley, destacan puntos como el tercero, en el que se especifica que los Miembros de la Organización “arreglarán sus controversias internacionales por medios pacíficos, de tal manera que no se pongan en peligro ni la paz y la seguridad internacionales ni la justicia”.

También destaca el cuarto punto de principios recogidos por la carta, que menciona lo siguiente. “Los Miembros de la Organización, en sus relaciones internacionales, se abstendrán de recurrir a la amenaza o al uso de la fuerza contra la integridad territorial o la independencia política de cualquier Estado”. La visita a Alemania del ministro supuso el encuentro con el secretario de Estado norteamericano, Antony Blinken, después de que la visita de Estado de éste se suspendiese semanas atrás por el presunto globo espía.

“Hay muchos globos en el cielo. ¿Van a derribar todos y cada uno de ellos?”

Sin embargo, la guerra en Ucrania no fue el único tema tratado por Wang. El ministro chino también se pronunció sobre la polémica surgida a raíz del presunto globo espía chino que fue posteriormente derribado por Estados Unidos. A su juicio, el diplomático aseguró que Washington “sobrerreaccionó” con el derribo del globo.

También habló sobre Taiwán, territorio reclamado y reivindicado por Pekín en diferentes ocasiones. “Es parte de territorio chino, no ha sido nunca un país, ni nunca lo será”, expresó al respecto. Precisamente, a raíz de considerar Taiwán como una provincia china, el gigante asiático protagonizó un roce con la República Checa tras la reunión protagonizada por Pavel, jefe del comité militar de la OTAN, con miembros de las autoridades taiwanesas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here