China exige a Japón que ponga en marcha un sistema de compensación por las aguas tratadas de Fukushima

0
123

China ha exigido a Japón que establezca un sistema de compensación por los posibles daños económicos derivados del vertido al mar de aguas residuales tratadas procedentes de la accidentada central nuclear de Fukushima.

Según informó Kyodo News, Japón ha rechazado la demanda, señalando que el Organismo Internacional de Energía Atómica ha concluido que el vertido de agua es seguro, pero es poco probable que China se retracte.

Altos funcionarios chinos presentaron la demanda a Japón el año pasado varias veces a través de canales diplomáticos. Pekín ha impuesto una prohibición a la importación de todos los productos del mar procedentes de su país vecino desde el inicio del vertido de agua en agosto de 2023.

Los dos países asiáticos han estado enfrentados por la prohibición general de importación impuesta por China. Japón ha instado al gigante asiático a levantar pronto la restricción comercial, pero Pekín ha acusado a Tokio de verter «agua contaminada con material nuclear.»

En julio de 2023, el OIEA presentó un informe a Japón en el que concluía que el vertido de agua de Fukushima se ajustaba a las normas de seguridad mundiales y que el vertido tendría un «impacto insignificante sobre las personas y el medio ambiente.»

China, sin embargo, ha hecho hincapié en el establecimiento de un marco de compensación como uno de sus «tres principales mecanismos» para abordar la cuestión del vertido de agua, junto con la creación de su propio sistema de supervisión y el diálogo con Japón, dijeron las fuentes.

En cuanto a la forma de controlar el entorno marítimo, China ha pedido un «acuerdo internacional de control independiente y eficaz a largo plazo», mientras que Tokio afirma que debería llevarse a cabo a través del OIEA.

Una de las fuentes señaló que China podría haber propuesto la creación del sistema de compensación con la intención de ganar influencia en las negociaciones con Japón sobre el problema de los vertidos de agua.

En su último encuentro cara a cara, celebrado en San Francisco en noviembre, el primer ministro japonés, Fumio Kishida, y el presidente chino, Xi Jinping, acordaron buscar vías para resolver la cuestión «mediante consultas y diálogo de forma constructiva».

Los dos líderes también confirmaron que las discusiones se basarían en la ciencia, según declaró Kishida a la prensa tras la cumbre.

En enero, Japón y China celebraron una reunión en línea en la que participaron Tokyo Electric Power Company Holdings Inc. y el operador de la central de Fukushima sobre la prohibición de importación impuesta por Pekín y otras cuestiones, pero durante las conversaciones no se lograron avances claros, dijeron las fuentes.

La central nuclear de Fukushima Daiichi sufrió fusiones tras un devastador terremoto de magnitud 9,0 y el consiguiente tsunami en el noreste de Japón en marzo de 2011.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here