Canciller chino pide esfuerzos conjuntos para adaptar relaciones China-Japón a nueva era

0
225

China y Japón deberían trabajar juntos para construir una relación bilateral que satisfaga las necesidades de la nueva era y crear conjuntamente una nueva etapa de desarrollo y revitalización para Asia, aseguró hoy miércoles el consejero de Estado y ministro de Relaciones Exteriores chino, Wang Yi.

Wang, también miembro del Buró Político del Comité Central del Partido Comunista de China (PCCh), hizo estas declaraciones en su discurso durante la ceremonia inaugural del XVIII Foro Beijing-Tokio, transmitida vía video.

Este año se celebra el 50° aniversario de la normalización de las relaciones diplomáticas entre China y Japón y el año próximo se celebrará el 45 aniversario de la firma del Tratado de Paz y Amistad entre China y Japón, Wang destacó que ambas partes deben aprovechar las oportunidades de estos aniversarios para impulsar las relaciones bilaterales en la dirección correcta de una manera sostenida y constante.

Wang propuso sugerencias de cinco puntos sobre el fortalecimiento de las relaciones bilaterales.

Señaló que China y Japón deberían honrar su confianza mutuamente y adherirse a sus compromisos políticos.

Los temas importantes y sensibles como la historia y Taiwan, que tienen que ver con la base política de las relaciones bilaterales, deben ser tratados adecuadamente en particular y los compromisos pertinentes deben ser respetados, añadió.

China y Japón también necesitan apoyarse y buscar una cooperación de beneficio mutuo, recalcó Wang.

China promoverá un desarrollo de alta calidad, ampliará la apertura a un nivel más alto y fomentará un nuevo modelo de desarrollo, dijo Wang, añadiendo que Japón es bienvenido a compartir las oportunidades generadas por los esfuerzos de China con el fin de promover el desarrollo común y la prosperidad de los dos países.

Las dos partes deben tratarse mutuamente con sinceridad y esforzarse por una coexistencia pacífica, expresó Wang. «Las diferencias entre las dos partes deben ser manejadas adecuadamente en concordancia con los consensos existentes y se deben buscar constantemente más nuevos consensos».

Wang también pidió profundizar la amistad entre los dos países.

Desde el comienzo de este año, las dos partes han llevado a cabo una serie de actividades conmemorativas por el 50° aniversario de la normalización de las relaciones diplomáticas, señaló.

«Debemos aprovechar este impulso para promover intercambios amistosos y mejorar el sentimiento nacional», señaló Wang, instando a los medios de comunicación de los dos países a desempeñar un papel positivo en este sentido.

«China y Japón deben adherirse a los principios y defender la equidad y la justicia», indicó Wang.

Señaló que, como países relevantes de Asia y del mundo en general, deben asumir sus responsabilidades, intensificar la comunicación y la coordinación, practicar un verdadero multilateralismo, promover la paz, la estabilidad y el desarrollo integrado regionales, y abordar conjuntamente los desafíos mundiales.

Wang añadió que el XX Congreso Nacional del PCCh ha trazado el rumbo y establecido un plan para el desarrollo de China en el presente y en el futuro. El socialismo con peculiaridades chinas y la modernización china seguramente inyectarán un mayor impulso a la estabilidad y prosperidad de Asia y harán una mayor contribución a la paz y el desarrollo mundiales, agregó.

Hace cincuenta años, la generación más antigua de líderes chinos y japoneses mostró una notable visión histórica y sabiduría política, recordó Wang.

«Mirando hacia los próximos 50 años, debemos tomar la decisión correcta que esté a la altura de nuestros antepasados, trabajar juntos para construir una relación entre China y Japón que satisfaga las necesidades de la nueva era, y crear conjuntamente una nueva era de desarrollo y revitalización para Asia», pronunció Wang, añadiendo que China está dispuesta a trabajar con los amigos japoneses de todos los sectores para realizar esfuerzos incansables en este sentido.

El Foro Beijing-Tokio, lanzado en 2005, es un evento anual que se celebra alternativamente en Beijing y Tokio. El evento sirve como una plataforma de intercambio interactivo de alto nivel y a gran escala entre los dos países.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here