Australia y Japón marcan el principio y el fin del ajuste global de los tipos de interés

0
1189

El Banco de Japón ha permanecido impertérrito sin modificar su política monetaria frente a la oleada de alzas de tipos con que los bancos centrales de las economías desarrolladas están este año intentando contener la inflación. Hasta ayer, en que apuntó a un primer y mínimo endurecimiento de su política monetaria. O al menos así lo entendió el mercado. También ayer, y en las antípodas de la política monetaria, el Banco Central de Australia reconoció que empieza a pensar en cesar en las alzas de tipos, según las actas de la reunión celebrada este mes.

El Banco de Japón, que mantiene los tipos en el -0,1%, anunció que abre ligeramente la mano en su política de control de la curva de tipos, ya que permitirá que el rendimiento del bono nipón a 10 años se eleve hasta el 0,5%, lo que duplicará la limitación anterior del 0,25%. El gobernador Haruhiko Kuroda negó ayer en rueda de prensa que la medida “sea una subida de tipos de interés en la práctica ni un endurecimiento monetario o revisión del propio control de la curva de rendimientos”. Explicó que se trata de procurar un mercado de bonos más eficiente y de garantizar la sostenibilidad de su actual política monetaria, cercada por bonos con rentabilidad al alza a nivel global.

Decisión inesperada

Pero la decisión fue una sorpresa y abre la posibilidad de que Kuroda esté preparando el terreno para un cambio de política una vez finalice su mandato, el próximo abril. “Es una sorpresa mayúscula, ya que esperábamos que cualquier ampliación del margen (de los bonos) tuviera lugar el año que viene cuando cambie el liderazgo del Banco de Japón”, señaló el economista Naohiko Baba, de Goldman Sachs.

Kuroda podría estar preparando el terreno para un cambio tras el fin de su mandato, en abril

Para Norihiro Fujito, estratega jefe de Mitsubishi UFJ Morgan Stanley Securities, “se trata de una subida de tipos virtual. Nadie en el mercado la esperaba, y puede allanar el camino de salida para la política ultraflexible al final del mandato de Kuroda el próximo abril”, señaló en declaraciones a la prensa local que recoge la agencia Efe.

La reacción del mercado fue rotunda y tras el anuncio, el bono nipón trepó al 0,46%, el nivel más alto desde 2015, y el yen se apreció alrededor del 3% frente al dólar. Mientras el mundo subía tipos de forma generalizada, la divisa nipona se ha depreciado con fuerza este año, lo que ha obligado a las autoridades a intervenir en su favor en varias ocasiones.

Los inversores han comenzado por tanto a contemplar un cambio de rumbo en el Banco de Japón. En el otro extremo, a la vanguardia de haber completado el endurecimiento de su política monetaria está Australia. Su banco central ha subido tipos en 300 puntos básicos desde mayo y en octubre ya moderó el ritmo con un alza de cuarto de punto. Fue el primero en frenar la intensidad del encarecimiento del precio del dinero, en contraste con las alzas de 75 puntos básicos que abordaban la Fed o el BCE por esas fechas. A principios de diciembre, el Banco Central de Australia elevó tipos en otros 25 puntos básicos, al 3,1%, si bien por primera vez contempló la opción de no aumentarlos, tal y como revelan las actas de la reunión celebrada el pasado día 6.

Principio del fin

El mercado sigue esperando más alzas de tipos en Australia en 2023 y la propia institución contempla esa posibilidad, aunque también asegura que hay varias opciones abiertas en los próximos meses. De hecho, en la reunión de diciembre se debatió si subir los tipos un cuarto de punto, medio punto o renunciar, por primera vez en meses, a elevarlos aún más.

Con la notoria excepción de Japón, el resto de bancos centrales de las economías desarrolladas sí ha manifestado su intención de seguir subiendo los tipos de interés el próximo año, aunque con menor intensidad de lo visto en 2022. El Banco de Inglaterra y la Fed sí estarían más cerca de haber alcanzado el techo en las subidas aunque no así el BCE, que lanzó un duro mensaje de alzas agresivas de tipos en 2023.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here