Yakarta: Católicos y activistas pro-vida asisten a las mujeres para prevenir el aborto

0
146

En Indonesia, la interrupción del embarazo se considera un delito según el código penal. En los últimos días, el Communication Forum of Life Protectors celebró un seminario de dos días para formar a asesores, que trabajarán como voluntarios. El padre Aristanto, de la Comisión para la Familia de la Conferencia Episcopal de Indonesia: «Jesús habría hecho cualquier cosa para salvar la vida de los demás».

 En los últimos días se celebró un seminario online sobre el aborto. El evento fue organizado por Communication Forum of Life Protectors (FKPK) y contó con la participación de decenas de profesionales que desean trabajar como voluntarios, asesorando a las mujeres que tienen la intención de interrumpir un embarazo.

El código penal de Indonesia sigue estableciendo que el aborto es un delito grave, con penas similares a los cargos de homicidio. Sin embargo, esto no impide las prácticas abortivas «clandestinas», explicó Angela Abidin, médica y activista provida.

«Con los numerosos problemas y retos a los que se enfrentan las mujeres con embarazos no deseados», comentó la profesora Elisabeth Kristi Poerwandari, «la presencia de asesores formados es extremadamente necesaria».

«No hay necesidad de juzgar: nuestra presencia debe ayudar a la mujer a encontrar la mejor solución y a salvar la vida del feto», añadió Theresia Indira Shanti, profesora de psicología de la Universidad de Indonesia.

«El taller de dos días es importante para formar a todos los potenciales voluntarios que tendrán que atender a las mujeres que quieren abortar», comentó Felix Gunawan, director de FKPK.

La organización está formada por activistas laicos, en su mayoría católicos, que se comprometen a salvar la vida de los niños no deseados. Fundado en Yakarta en 1998, el grupo ha intensificado a lo largo de los años la coordinación entre 200 orfanatos de toda Indonesia y ha alentado a religiosas y activistas a acoger a las madres y niños.

Ekarini Aryasatini, ginecóloga, y Theresia Indira Shanti explicaron a los participantes los puntos fundamentales para acercarse a las mujeres embarazadas que solicitan asesoramiento o «intervención» en relación con un embarazo no deseado. La Dra. Shanti, por ejemplo, utilizó un juego de roles para abordar técnicas de entrevista que se pueden utilizar con los pacientes.

El seminario también «forma parte del compromiso de la Iglesia católica indonesia de intentar imitar el estilo de vida de Jesús, que haría cualquier cosa para salvar la vida de los demás», comentó el padre Aristanto, de la Comisión de Familia de la Conferencia Episcopal de Indonesia. «No sólo con enseñanzas, sino también con abordajes físicos y emocionales para interactuar con las personas desde la sinceridad del corazón», dijo el sacerdote.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here