Japón consigue que el G7 renuncie a los objetivos de emisiones

0
110

El comunicado del G7 tras su último encuentro habla de la importancia de la descarbonización, especialmente en el ámbito del transporte, pero finalmente no incluye ninguna cuota a vehículos cero emisiones. En un borrador inicial sí iban a fijarse objetivos conjuntos al respecto, pero el país asiático se opuso a ello.

El comunicado protocolario de los líderes del G7 tras su última reunión evitó incluir ningún tipo de cuota u objetivo en materia de nuevos automóviles de pasajeros o comerciales ligeros de bajas o cero emisiones. El matiz sorprende, pues es la dirección opuesta a la que están tomando otros organismos similares, como la propia Unión Europea o determinados participantes en la COP26. El motivo serían las presiones que Japón ejerció para eliminarlos, ya que el borrador sí los contemplaba.

Según adelantó Reuters, la versión inicial hacía referencia a “una meta conjunta de al menos un 50% de vehículos cero emisiones en 2030”. El mismo medio citó fuentes anónimas cercanas a la cuestión para asegurar que fue la nación asiática la que propuso eliminar dicho punto y sustituirlo por uno mucho más vago y liviano.

Finalmente, el documento incluye el cambio que el Gobierno nipón pedía y que no se propone ninguna cuota específica. “Nos comprometemos a un sector de transportes más descarbonizado en 2030, incluyendo un incremento significativo de las ventas, la adopción y la cuota de vehículos ligeros de cero emisiones, también en el transporte y las flotas públicas”, reza el comunicado después de esa modificación.

Para proseguir: “Reconocemos la variedad de vías que estamos adoptando para alcanzar este objetivo”. Este matiz es especialmente reseñable, pues la misma agencia apunta a que Japón ha sufrido presiones de Toyota, la marca más vendida en el mundo y originaria de dicho país, para continuar apostando por mecánicas híbridas. En contraste con una UE que parece que apostará solo por el eléctrico, el Estado nipón quiere seguir recalcando otras alternativas.

No es la primera vez
Esta no es la primera ocasión en la que se modifican aspectos de la nota conjunta en materia automovilística. La reunión, que está acogiendo Alemania desde el 26 de junio hasta hoy 28, retomaba la del pasado mayo, cuando Japón volvió a imponerse. Así, consiguió eliminar el compromiso de que todas las ventas de vehículos de pasajeros y furgonetas nuevos en el G7 fueran cero emisiones en 2035. Es una medida que ya asumieron países como India en la última COP 26 y que podría hacer próximamente toda la UE, ya que hoy se está debatiendo esa misma meta en el Consejo de la UE.

El borrador, verificado una vez más por Reuters, incluía dicho objetivo, pero, al igual que en esta ocasión, la nación asiática prefirió hacerse valer para suavizarlo. Entonces, se sustituyó por la promesa de conseguir “un sector altamente descarbonizado en 2030, elevando significativamente” las ventas de vehículos cero emisiones. En esencia, lo mismo que dice la última declaración oficial del G7 al respecto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here