El Salvador y China buscarán un Tratado de Libre Comercio

0
209

El Salvador y la segunda economía más grande del mundo, China, anunciaron el miércoles que emprenderán en breve negociaciones tendientes a concretar un Tratado de Libre Comercio, en un paso más del gigante asiático para ampliar su influencia en América Latina.

“Un TLC con China será algo muy importante para El Salvador. No todos los días se anuncia un tratado de este tipo y menos con una potencia mundial como la República Popular China”, manifestó el presidente salvadoreño Nayib Bukele en conferencia de prensa junto a la embajadora de China, Ou Jianhong.

El anuncio tiene lugar cuatro años después de que El Salvador rompiera en agosto de 2018 relaciones con Taiwán en búsca de un acercamiento con China. Costa Rica es otro país de América Central que ya tiene un TLC con el país asiático.

“China y El Salvador manifiestan la buena voluntad de iniciar ‘pronto’ el proceso de negociaciones” para un TLC, afirmó la diplomática sin que las partes precisaran de momento una posible fecha para la conclusión de las conversaciones ni la entrada en vigencia del acuerdo.

Bukele y la embajadora Ou hicieron el anuncio durante el acto de entrega de un donativo de más de 900 toneladas de harina de trigo y más de 1.400 toneladas de fertilizantes por parte de China, para aliviar el impacto negativo causado por la pandemia y el problema de cadenas de suministro internacional en el país.

China tiene acuerdos comerciales con diversos países de América Latina y el futuro TLC con El Salvador se inscribe en los esfuerzos de Beijing para ampliar sus relaciones políticas y económicas con la región, cuya mayoría de países tiene a Estados Unidos como principal socio comercial. China es la segunda mayor economía del mundo después de Estados Unidos.

 

La embajadora señaló que en los últimos años el comercio bilateral entre China y El Salvador ha se incrementado, y eso demuestra en gran medida la resiliencia y el margen de desarrollo y las cooperaciones en el ámbito económico y comercial entre ambos países.

Agregó que ambas naciones seguirán explorando aún más el potencial y el nivel de la cooperación bilateral en el área económica y comercial, y promover el desarrollo sostenible y estable.

“En los últimos cuatro años, entre la República Popular China y El Salvador se ha profundizado la cooperación diplomática. Los dos países se han convertido en naciones unidas, superando las diferencias culturales”, manifestó la diplomática.

 

Por su parte el presidente Bukele dijo que el TLC con China abre para El Salvador “un abanico de oportunidades. Nosotros deberemos producir todo lo que sea de interés para el pueblo chino”.

Recientemente la Sala de lo Constitucional la Corte Suprema de Justicia oficializó la ruptura del Tratado de Libre Comercio suscrito con Taiwán en 2007, dejando sin efecto una medida cautelar que permitía el envío de azúcar salvadoreño a Taiwán.

En agosto de 2018 el entonces presidente Salvador Sánchez Cerén, del izquierdista Frente Farabundo Martí para la Liberación nacional (FMLN) anunció en cadena nacional de radio y televisión, que El Salvador rompía relaciones diplomáticas y comerciales con Taiwán y que de inmediato se establecerían con la República Popular China, adhiriéndose al “principio de una sola China”.

 

El Salvador era uno de los pocos países que reconocían al gobierno de Taiwán, que por muchos años representó un socio estratégico, con quien suscribió diversos tratados y convenio de cooperación mutua.

Taiwán se separó de China en medio de la guerra civil en 1949, aunque China la ve como una provincia rebelde y la sigue considerando su territorio.

China considera a Taiwán parte integral de su territorio. La isla de Taiwán se separó de China en 1949 al triunfo del gobierno comunista de Mao Zedong en una guerra civil. Aunque Estados Unidos reconoce la política de una sola China impulsada por Beijing apoya militarmente a Taiwán, lo que ha suscitado fricciones entre Washington y Beijing.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here