El impacto del control de armas en Australia

0
125

El país ostenta uno de los índices más bajos de criminalidad del mundo, especialmente, con pocos homicidios, debido principalmente al programa de recompra de fusiles y pistolas implementado en 1996

A finales del siglo XVIII y durante el siglo XIX, una gran cantidad de convictos del Reino Unido fueron transportados a las colonias penales australianas por el gobierno británico.

Una de las principales razones para el establecimiento de la colonia británica en Australia fue la creación de una colonia penal para aliviar las sobrepobladas cárceles británicas.

A pesar de este inicio violento, Australia ostenta actualmente uno de los índices más bajos de criminalidad del mundo, especialmente la baja tasa de homicidios.

Esto es debido principalmente al Programa de Recompra de Armas implementado en 1996, que se basó en la compra y destrucción de armas semiautomáticas en manos de residentes australianos.

Las restrictivas leyes de control de armas australianas fueron implementadas luego de la masacre de Port Arthur, en el estado australiano de Tasmania, donde murieron 35 personas a causa de un desequilibrado mental que pudo comprar el arma sin problemas, incluso sin tener licencia de armas ni de conducir.

Sin estas firmes leyes de control de armas, Australia podría haber tenido muchos más eventos similares (tiroteo masivo con más de 5 muertos), como ocurre repetidamente en Estados Unidos, ya que este tipo de sucesos ocurrieron 13 veces antes de las leyes de control de armas y no han vuelto a suceder.

Según el Programa Nacional de Monitoreo de Homicidios de Australia, el número de incidentes relacionados con armas de fuego cayó un 57% si comparamos 1989-1990 y 2013-2014.

La sensación de seguridad también se ve en el día a día, los australianos suelen dejar bolsos con billeteras y móviles a la vista en lugares públicos sin ninguna vigilancia, incluso en discotecas y restaurantes de ciudades grandes como Sídney o Melbourne.

Según el último informe de la Oficina Australiana de Estadística sobre el crimen en Australia, en el periodo 2020-2021, la tasa criminal fue la más baja desde que comenzó la serie temporal en 2008-2009 y los delitos relacionados con drogas cayeron por quinto año consecutivo.

Una excepción a esta sensación de seguridad está relacionada con el crimen juvenil en las ciudades del norte australiano

En ciudades como Townsville, Mareeba, Cairns y Darwin, es común escuchar residentes preocupados por la gran cantidad de autos robados por bandas de jóvenes ladrones (mayormente aborígenes), que aprovechan puertas o ventanas sin cerrojo para entrar en las propiedades en la madrugada para robar llaves de coches.

Los coches son muchas veces encontrados dañados o quemados, ya que no son robados para ser revendidos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here