Japón prueba el 6G con velocidades de ciencia ficción: 1 petabit por segundo

0
144

El 6G está a la vuelta de la esquina… A una década de distancia. Pero ya está en pruebas preliminares y el departamento de Investigación de Redes de Japón dependiente del Instituto Nacional de Tecnología de la Información y las Comunicaciones (NICT) ha anunciado la «primera transmisión exitosa de 1 petabit por segundo en una fibra multinúcleo de revestimiento estándar».

Al 5G aún le quedan años de despliegue, pero la industria tecnológica no descansa y el 6G asoma en el horizonte para la próxima década. El operador de telecomunicaciones móviles líder de Japón, NTT DOCOMO; su empresa matriz NTT; los fabricantes japoneses de equipos de telecomunicaciones NEC y Fujitsu; y el fabricante finlandés de equipos de telecomunicaciones Nokia, están en la tarea de las primeras pruebas experimentales con la próxima generación de redes móviles.

6G en el horizonte

Si se cumplen los pronósticos el rendimiento del 6G será realmente impresionante, con previsión de que la transmisión de datos sea 100.000 veces superior al máximo teórico de 5G. Y según explican, con una parte de la infraestructura existente: «Un gran paso hacia la realización de enlaces ópticos de ultra alto rendimiento con fibras de diámetro de revestimiento estándar compatibles con las tecnologías de cableado existentes para su adopción a corto plazo». 

Hay que recordar que un petabit equivale a un cuatrillón de bits de datos o un millón de gigabits. Poniendo el dato en contexto, un petabit por segundo sería equivalente a 10 millones de canales transmitiendo a 8K por segundo. Una velocidad inimaginable que suponemos se reducirá en el mundo real, pero que no deja de ser de ciencia ficción. Hay múltiples desafíos para conseguir todo esto y requerirá un buen número de nuevas tecnologías, nuevas bandas de alta frecuencia por encima de los 100 GHz y ampliación de la cobertura de comunicaciones.

Las tecnológicas implicadas se han repartido la tarea y Nokia proporcionará la interfaz aérea 6G AI-native (el modo de acceso o enlace entre dos estaciones en comunicaciones inalámbricas). NEC y Fujitsu proporcionarán equipos MIMO encargados de aumentar la capacidad de una red de comunicaciones mediante la transmisión simultánea de señales y la separación de las señales recibidas por múltiples antenas.

Se espera que el aprendizaje automático y la inteligencia artificial desempeñen un papel decisivo en el desarrollo de todas las fases de las redes 6G, que abarca el diseño, la implementación y las operaciones. A medida que la red evolucione para admitir implementaciones nativas de la nube programables y flexibles, la automatización de la red será crucial para simplificar la administración y la optimización de unas redes que se volverán «cognitivas» en el sentido de que aspectos como la colocación de funciones de red virtualizadas, la división, la calidad del servicio, la gestión de la movilidad, la gestión de recursos de radio y el uso compartido del espectro, dependerán de la inteligencia artificial en diversos grados.

Suena a ciencia ficción, pero el 6G ya está en marcha. DOCOMO y NTT planean comenzar las pruebas en interiores en 2023 y en exteriores el año siguiente. La nueva generación de redes móviles espera desplegarse a partir de 2030.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here