Intentos de distorsionar principio de una sola China están condenado al fracaso

0
113

China expresó hoy lunes su firme oposición al intento de ciertos países de distorsionar, oscurecer y erosionar el principio de una sola China, y calificó a esas prácticas como ilegales, así como nulas y sin valor.

El portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores Wang Wenbin hizo las declaraciones en respuesta a una reciente declaración conjunta emitida por los ministros de Relaciones Exteriores de Estados Unidos, Australia y Japón, en la que presuntamente se afirma que no ha habido cambios en las respectivas políticas de los tres países sobre una sola China, «donde sea aplicable», ni en sus posiciones básicas sobre Taiwan.

Esa forma de expresar el principio de una sola China revela el intento de distorsionar, oscurecer y vaciar el principio de una sola China, lo cual es ilegal, nulo y sin valor, de acuerdo con el portavoz.

Wang dijo que el principio de una sola China es un consenso en la comunidad internacional y una norma básica reconocida universalmente que rige las relaciones internacionales, y constituye una parte del orden internacional posterior a la Segunda Guerra Mundial. Esto fue confirmado en la resolución 2758 de la Asamblea General de la ONU y sirvió de fundamento político para que China y otros países establecieran y desarrollaran relaciones diplomáticas.

Las connotaciones del principio de una sola China son claras y no dejan lugar a dudas: Sólo existe una China, Taiwan es una parte de China y el Gobierno de la República Popular China es el único gobierno legal que representa a toda China.

«La aplicación del principio de una sola China es universal e incondicional, y no admite ninguna duda», afirmó Wang. Todos los países que han establecido relaciones diplomáticas con China y todos los Estados miembros de la ONU deben cumplir incondicionalmente el principio de una sola China y acatar la resolución 2758, añadió.

«Un hombre sin integridad no puede desarrollarse, y un país sólo caerá en la decadencia si pierde credibilidad», señaló Wang, y exhortó a ciertos países a cumplir sus compromisos y a percatarse de las peligrosas consecuencias de incumplir sus propias palabras y envalentonar a las fuerzas que buscan la «independencia de Taiwan».

Los intentos por desafiar el principio de una sola China, el Estado de derecho internacional y el orden internacional están destinados a enfrentar la oposición de la comunidad internacional y están condenados al fracaso, indicó el portavoz. Fin

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here