“El turismo de Bali no se verá afectado por el nuevo Código Penal”, dicen las autoridades de Indonesia

0
284

Las controvertidas leyes relativas al sexo recién aprobadas en Indonesia no afectarán a los turistas extranjeros que visiten Bali, según han confirmado las autoridades en un comunicado emitido este lunes.

«Sobre la base de las disposiciones del nuevo Código Penal de Indonesia, los visitantes que visitan o viven en Bali no tendrían que preocuparse», dijo el gobernador de Bali, Wayan Koster, añadiendo que no habría «controles sobre el estado civil en alojamientos turísticos como hoteles, villas, casas de huéspedes o balnearios, o inspecciones por parte de funcionarios públicos o grupos comunitarios».

Al igual que la mayoría de los principales puntos turísticos del mundo, Bali sufrió grandes turbulencias económicas durante la pandemia de covid-19. Los viajeros internacionales han regresado a la popular isla turística a medida que la pandemia ha ido remitiendo, pero los agentes del sector han declarado a CNN que el nuevo Código Penal del país podría disuadir a los extranjeros de visitar Bali y dañar la reputación mundial del país.

Los legisladores indonesios añadieron la semana pasada nuevas y controvertidas leyes a su Código Penal de la era colonial, lo que desató la preocupación mundial sobre los derechos y la privacidad en el país del sudeste asiático.

Wayan respondía a preguntas del público sobre cómo afectarían a los viajeros internacionales las leyes sobre sexo y matrimonio incluidas en el nuevo código.

«Bali sigue como siempre: cómoda y segura para visitar», afirmó. «Esperamos dar la bienvenida a los visitantes con nuestra hospitalidad balinesa y aconsejamos a todas las partes que no hagan declaraciones engañosas sobre el Código Penal indonesio que puedan perturbar el turismo de Bali», añadió.

Sus palabras siguieron también a una aclaración oficial del portavoz gubernamental, Albert Aries, la semana pasada, quien dijo que los inversores y viajeros extranjeros «no tenían que preocuparse» por la persecución de las leyes. «La privacidad de las personas sigue estando garantizada por la ley, así que realmente no hay nada de qué preocuparse», afirmó.

«El nuevo Código Penal tampoco ha establecido en ningún momento requisitos administrativos adicionales para que los empresarios del sector turístico cuestionen a nadie por su estado civil».

Las autoridades habían dicho anteriormente que el nuevo código –que prohíbe el adulterio, la cohabitación antes del matrimonio y la apostasía– se aplicaría también a los residentes extranjeros y a los turistas.

Es seguro decir que los turistas de Bali no se verán afectados por las nuevas leyes. Pero para cientos de millones de indonesios, la realidad sobre el terreno sigue siendo preocupante.

«Durante décadas, Indonesia ha gozado de la reputación de ser una democracia pluralista, con muy pocos conflictos religiosos, étnicos o políticos, teniendo en cuenta su tamaño y diversidad cultural», afirma Rebekah Moore, profesora de la Universidad Northeastern y cofundadora de Project Bersama, una organización indonesia sin ánimo de lucro dedicada al arte y la cultura.

Muchos grupos, como activistas, periodistas, minorías religiosas y miembros de la comunidad queer, siguen estando en peligro y se verán perjudicados por este nuevo código, añadió Moore.

«Las disposiciones podrían afectar a cualquier indonesio que ejerza la libertad de expresión», afirmó. «He observado de primera mano lo que ocurre cuando los extremistas [en Indonesia] se ven envalentonados por la corriente política y mediática dominante y estoy profundamente preocupada por los amigos queer y activistas, entre otros».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here