China, frenada por el ‘escudo de silicio’ de Taiwán

0
61

Este término es parecido al concepto de MAD (destrucción mutua asegurada), porque cualquier acción militar en el estrecho de Taiwán sería tan dañina para China como para Taiwán y Estados Unidos.

La importancia de Taiwán como productor mundial de microchips hace que China piense dos veces las cosas antes de usar la fuerza contra el país, el territorio insular que Beijing considera una provincia rebelde. Y es que, el Gobierno del gigante oriental considera esta minúscula isla, un divieso en su política exterior.

El ‘escudo de silicio’ es parecido al concepto de MAD (destrucción mutua asegurada), porque cualquier acción militar en el estrecho de Taiwán sería tan dañina para China como para Taiwán y Estados Unidos. De este modo, evita que se inicie un conflicto y protege al pequeño territorio de un ataque militar ordenado por Pekín.

Aumento de las tensiones

La disputa que mantienen ambos países desde 1949, la cual se agudizó en los últimos días con la visita a la isla de la presidenta del Congreso de Estados Unidos, Nancy Pelosi, ha privado a Taiwán de acceso a los organismos internacionales y le otorga un estatus indefinido y un reconocimiento internacional limitado.

No obstante, después de años de tensiones y hostilidades, Taiwán encontró una estrategia determinante que ayuda a su supervivencia nacional en este conflicto tan asimétrico y que ha conllevado alejar el fantasma de una invasión china: el llamado ‘escudo de silicio’.

¿Qué es el ‘escudo de silicio’?

Esto es un “arma” que nadie puede replicar a mediano o largo plazo dado su nivel de complejidad. Una industria clave de la que depende desde la fabricación de aviones de combate hasta paneles solares, pasando por videojuegos o instrumentos médicos.

Todo ello significa que la posición de Taiwán en relación a su fabricación a nivel mundial de chips semiconductores avanzados actúa como elemento disuasorio de una acción militar de China. Es por ello que el gigante asiático, al igual que el resto de la economía mundial, depende de los chips supersofisticados fabricados en este lugar.

Malas provisiones

Estas pequeñas piezas están elaboradas con semiconductores, esto es, circuitos integrados fabricados generalmente con silicio. El hecho de que el Gobierno de China no haya seguido adelante con su intención declarada de tomar Taiwán por la fuerza si es necesaria exhibe que el ‘escudo de silicio’ está funcionando.

Y es que, si Taiwán no fuera un proveedor tan importante de tecnología para el mundo, es probable que China ya hubiera adoptado medidas para ocupar el territorio. La escasez de semiconductores se inició en el sector del automóvil, debido a que los fabricantes calcularon incorrectamente la rapidez con la que demanda se recuperaría después de la pandemia del coronavirus.

Dependencia de Taiwán

En la actualidad, ningún país es autosuficiente en todos los ámbitos de la tecnología y, definitivamente, no en los semiconductores. En los últimos años, la industria de los semiconductores se ha fragmentado y varias partes de la cadena de suministro se ejecutan en diversos lugares del mundo y por diferentes empresas.

En términos generales, el diseño de chips se realiza principalmente en Estados Unidos, la fabricación de las placas de Taiwán y el ensamblaje y la prueba de los chips se realizan en China o en el sudeste asiático.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here