Aumenta inversión inmobiliaria de Japón en mercado extranjero

0
225

Japón incrementó el volumen de sus transacciones de bienes raíces comerciales para llegar a su nivel más alto en dos décadas; en particular, el segundo trimestre muestra un aumento de casi seis veces.

Después de permanecer inactivo en el auge de la inversión en bienes raíces comerciales de 2021 a 2022, Japón amplió recientemente sus inversiones en el extranjero, dio a conocer un análisis de Knight Frank.

Resaltó que los volúmenes de transacciones de bienes raíces comerciales (CRE) de Japón alcanzaron su cifra semestral más alta en dos décadas, aumentando a 4 mil 760 millones de dólares (mdd) en el primer semestre de 2023, más del doble que en el mismo periodo del año anterior.

En particular, el segundo trimestre muestra un aumento de casi seis veces (593%), lo que indica un crecimiento sustancial de la inversión japonesa en el exterior. Casi el 30% de esta inversión se destina al sector de vivienda, que incluye varios tipos de bienes raíces donde residen personas en diferentes etapas de sus vidas, como viviendas para estudiantes, espacios de convivencia, propiedades multifamiliares e instalaciones para personas mayores.

 

Razones del crecimiento de la inversión de Japón

Como primera razón, se espera que Japón ponga fin a dos décadas de deflación. La tasa de inflación anual en julio alcanzó el 3%, superando el objetivo del Banco de Japón del 2% durante 15 meses consecutivos, estimulando un mayor consumo e inversión por parte de individuos y empresas.

De acuerdo con la consultora inmobiliaria, este comportamiento positivo fue uno de los impulsores clave detrás de la expansión del PIB de Japón en el 2T, mejor de lo esperado, con una tasa anualizada del 6%, que superó significativamente las expectativas de los economistas y marcó su tercer crecimiento trimestral consecutivo.

Para todo el año, muchos pronósticos también aludieron a que el crecimiento del PIB de Japón superará al de Estados Unidos y otras naciones del G7, destacando la resiliencia de la economía japonesa.

La segunda razón se debe a que el Banco de Japón ha mantenido una política monetaria acomodaticia a pesar de que la inflación supera sistemáticamente el objetivo del 2%. Aunque ampliamente vista como un caso atípico global, la medida ha funcionado bien para su economía, fomentando el endeudamiento, la inversión y un gasto sólido.

 

“Además, esta actitud cautelosa ante las subidas de tipos también benefició a la rentabilidad de las acciones japonesas. El índice Nikkei 225 alcanzó un máximo de 33 años el 5 de junio de 2023, y las señales alentadoras muestran que las acciones finalmente están acercándose a su máximo anterior en diciembre de 1989”, indica el análisis.

 

Y, en tercer lugar, el yen se ha desplomado a su nivel más bajo en 20 años frente al dólar, lo que ha provocado una importante desinversión en los bonos del Tesoro estadounidense. En la búsqueda de una mayor resiliencia y un mayor rendimiento, respaldados por las bajas tasas de interés en Japón, se prefieren los activos inmobiliarios, como los sectores industrial y residencial.

Por ejemplo, una de las transacciones notables del 2T involucró la importante adquisición por parte de Mitsubishi Estate y CEFC de una participación del 56% en la cartera Build-to-Rent (BTR) de Mirvac por 657 mdd. Esto pone de relieve los grandes bolsillos que poseen los inversores japoneses y que están dispuestos a desplegarlos en nuevos sectores económicos para diversificar su cartera. 

Activos más favorecidos por el capital japonés saliente

-Inversión en el sector de oficina. Las oficinas siguen siendo la clase de activo más codiciada entre los inversores japoneses desde un punto de vista sectorial, lo cual no es sorprendente, considerando que constituyen el mercado de inversión global más importante. Sin embargo, el panorama se está transformando debido al trabajo híbrido y desde cualquier lugar. A diferencia de la retirada global de las inversiones en oficinas, los inversores japoneses invierten activamente capital en el sector. En 2023 ya se han producido varias transacciones de oficinas importantes y de alto perfil.

-Inversión multifamiliar. El volumen de inversión se multiplicó casi por 12 en los últimos 10 años (de apenas 44 mdd en 2007 a 516 mdd en 2022), en consonancia con la tendencia mundial. Con una rica historia en el desarrollo de proyectos multifamiliares, Japón es el único mercado maduro para propiedades multifamiliares en la región APAC y cuenta con los mayores volúmenes de transacciones. Su profunda experiencia en el desarrollo y gestión de activos de grado institucional ofreció a los inversores japoneses información sobre la forma óptima de invertir en este sector.

 

Durante la última década, el sector multifamiliar japonés ha despertado un mayor interés por parte de los inversores internacionales. Este aumento de la atención ha llevado a un fuerte incremento de la competencia interna. Por lo que los inversores japoneses han ampliado sus horizontes, aprovechando su experiencia para buscar oportunidades más lucrativas más allá de su mercado local.

 

-Para ampliar su cartera más allá del sector inmobiliario japonés y capitalizar la evolución demográfica y las tendencias de estilo de vida, particularmente en los mercados emergentes, aventurarse en el sector multifamiliar global ofrece una oportunidad estratégica. “Esta medida puede potencialmente fortalecer la cartera de inversiones a largo plazo. Además, con las discusiones en curso sobre el potencial de un mayor debilitamiento del yen, aumenta la probabilidad de mayores ganancias de las inversiones repatriadas en el extranjero”, finaliza el documento.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here