Así es el poder militar de India ante el pulso militar con China por las cumbres del Himalaya

0
579
FILE - In this Saturday, Jan. 26, 2013, file photo, the long range ballistic Agni-V missile is displayed during Republic Day parade, in New Delhi, India. India has successfully test-fired a nuclear-capable intercontinental ballistic missile with a strike range of 5,000 kilometers (3,125 miles) from an island off India's east coast on Wednesday, Oct. 27, 2021, amid rising border tensions with China. Beijing's powerful missile arsenal has driven New Delhi to improve its weapons systems in recent years, with the Agni-5 believed to be able to strike nearly all of China. (AP Photo/Manish Swarup, File)

Las fuerzas armadas indias han aumentado la compra de aviones de combate y de destructores desde que en 2020 mantuvo un enfrentamiento armado con China en la fronteras del interior montañoso

Se cumplen ahora sesenta años de la breve guerra en la que se enzarzaron China India por una disputa fronteriza que terminó con la victoria de Pekín y una tregua provisional. El escenario del conflicto fueron las cumbres del Himalaya y terminó con el establecimiento de la conocida como Línea Actual de Control (LAC), un franja inestable que cada cierto tiempo es escenario de enfrentamientos entre soldados de las dos potencias nucleares vecinas. La disputa se centra en varias regiones del Himalaya. Pekín reclama el Arunachal Pradesh, controlado por Nueva Delhi, que reivindica a su vez el Aksai Chin, administrado por el país vecino.

Las tensiones al alza entre los países vecinos aumentaron en 2020, cuando ambos ejércitos se acusaron mutuamente de disparar al aire en la línea de control actual, siendo la primera vez en décadas, según registros militares indios, que una de las partes recurría a las balas en algún lugar de los 3.500 kilómetros de frontera repartidos desde Ladakh hasta el lejano Sikkim, en el noreste indio.

La semana pasada la tensión se disparó nuevamente en la frontera con un incidente en el sector Tawang, del estado nororiental indio de Arunachal Pradesh, cuando las tropas del Ejército Popular de Liberación (EPL) intentaron transgredir la mencionada línea de control “y cambiar unilateralmente el statu quo”, según denunció la parte india. El supuesto intento de avance sobre el territorio en disputa fue frustrado por los indios, y los soldados del EPL regresaron a sus ubicaciones, según la versión de Nueva Delhi. “El intento chino fue impugnado por nuestras tropas de manera firme y resuelta”, el añadió ministro de Defensa de la India, Rajnath Singh.

Expertos militares temen que los recientes movimientos y choques entre ambos países eleven el riesgo de un conflicto como el de 1962, cuando ambos países lucharon una breve pero sangrienta guerra que finalizó con el establecimiento de la difusa frontera. Pero, ¿puede realmente ir a más este conflicto y qué implicaciones tendría una escalada de la tensión diplomática y militar entre los dos países?

Así es la Armada india

El presupuesto indio en defensa asciende a 71.000 millones de dólares, el tercero más grande solo detrás de Estados Unidos y China con 773.000 millones de dólares y 229.000 millones de dólares respectivamente. Según Global Firepower, India cuenta con dos portaviones, 16 submarinos y 10 destructores. India, además, cuenta con mucha más experiencia en el campo de batalla ya que ha combatido en varios conflictos armados y de baja intensidad en su pasado reciente. Su ejército ha estado involucrado en cuatro guerras con Pakistán y la mencionada con China en 1962. India es el séptimo ejército más poderoso del mundo y el segundo más numeroso con 1,4 millones de soldados. Se estima que tiene alrededor de 1,1 millones de reservistas.

Carros de combate

Posee 4.800 carros de combate, 2.500 de combate de infantería, 3.311 vehículos artillería remolcada, 12.000 de artillería autopropulsada. La mayoría de los tanques en el inventario de la India son de fabricación rusa con más de 1.000 de los modernos T-90 en funcionamiento. La India tiene alrededor de 270 cazas y 68 aviones de ataque terrestre que podría enfrentar en combate con China, según un estudio publicado en marzo por el Centro Belfer. Se encuentra entre los pocos países del mundo que posee misiles antisatélite, incluidos EEUU, China y Rusia. Recientemente probó y disparó con éxito el misil balístico K-4 lanzado desde un submarino, con un alcance de 3.500 km.

Armada creciente

India ha reaccionado hace tiempo al desafío aeronaval de China y para ello ha diseñado la construcción de la que podría ser una de las armadas más grandes y poderosas del mundo. La Marina de guerra india tiene actualmente 43 buques en construcción. En 2013 botó su primer portaviones con una parte de tecnología nacional, con un presupuesto de 5.000 millones de dólares, en un esfuerzo clave de modernización de sus capacidades militares, equipadas en buena medida con material soviético. Este verano presentó su segundo portaaviones, el Vikrant, que aumenta las capacidades de una Armada que cuenta con cerca de 180 barcos, entre los que se incluye 13 fragatas, diez destructores, 17 submarinos, 22 corbetas y 122 barcos patrulla.

Cazas para la Fuerza Aérea

El último enfrentamiento militar con China en 2020 obligó al gobierno indio a implementar un programa de adquisiciones urgentes para apuntalar su fuerza aérea. El Ministerio de Defensa tenía en marcha la adquisición de 36 cazas polivalentes Rafale. También se ordenaron doce aviones de combate Sukhoi MKI-30 y 21 MiG-29. El estudio de Belfor otorga a la Fuerza Aérea India una ventaja cualitativa en la región en disputa del Himalaya, donde China tiene cazas J-10, J-11 y Su-27.

Según el Instituto Internacional de Investigación de la Paz de Estocolmo (SIRPI), este país cuenta actualmente con unas 150 ojivas nucleares. India, además, mantiene abiertas varias bases aéreas cerca de la frontera con China, que podrían ser vitales para el suministro en caso de un conflicto armado.

Aunque el último foco de tensión se ha puesto en la cordillera del Himalaya, India teme las aspiraciones marítimas de China. Como reconoció el primer ministro indio Narendra Modi en la ceremonia de puesta en servicio del buque, “las preocupaciones por la seguridad del Indo-Pacífico y la región del Océano Índico fueron ignoradas en el pasado, pero hoy es nuestra principal prioridad”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here