2013/09/19 Sociedad

Niña lobo de Tailandia ya no tiene complejos y se ríe de las burlas

Tailandia
Enviar noticiaImprimir noticia

Supatra es una de las 50 personas que se tiene conocimiento en el mundo que padecen el raro síndrome de Ambras

Supatra Sasuphan es la niña más popular no solo de la escuela a la cual asiste, sino de toda Tailandia e incluso su nombre ya figura en el libro Guinness de los Records Mundiales.

El motivo de su popularidad consiste en una  rara enfermedad que la acompañará toda su vida pero a ella no le preocupa demasiado.

En la actualidad tiene 13 años de edad, es de origen tailandés y, de pequeña sufrió las burlas de sus compañeros de clases quienes la apodaban "niña lobo" o "cara de mono"; pero gracias al récord, su historia dio la vuelta al mundo y se volvió extremadamente popular lo cual la ayudó a sobrellevar con mayor calma las despiadadas miradas e incluso quienes antes se burlaban de ella, dejaron de hacerlo y ahora ha obtenido cierto grado de admiración.

Supatra es una de las 50 personas que se tiene conocimiento en el mundo que padecen el raro síndrome de Ambras.

Antes de que se reconociera como un síndrome, las víctimas eran llamadas humillantemente por la sociedad: "hombres lobos".

Este padecimiento provoca que a Supatra le crezca un pelo grueso en la cara, orejas, brazos, piernas y espalda. Incluso el tratamiento con láser no ha logrado detener el crecimiento del bello en la niña.

El síndrome de Ambras, llamado también Hipertricosis Universal congénita es una alteración genética con inversión en el cromosoma 8 que provoca el crecimiento de una gran cantidad de pelo en el rostro y cuerpo,  sólo se han documentado 50 casos desde que se descubriera el primer caso en el año 1556.

Las personas que lo padecen están completamente cubiertas por un vello largo y grueso excepto en las palmas de las manos y de los pies.

Como suele suceder con estas anomalías tan raras, la mayoría de las veces los individuos lo adquieren por herencia familiar, pero en otras ocasiones aparecen mutaciones de forma espontánea.

Estoy muy feliz de estar en el Guinness World Records. Mucha gente tiene que hacer mucho para entrar –dijo-. Yo todo lo que hice fue responder a algunas preguntas y luego me dieron el record,“  señaló la jovencita tailandesa.

Mientras tanto, su padre aclara que los médicos trataron de quitar el pelo de Supatra mediante un tratamiento con láser cuando tenía dos años, pero a pesar de las numerosas sesiones el vello le fue creciendo de nuevo tan densamente como antes.

"Los médicos están a la espera de una máquina láser de nuevo modelo", --agregó el padre -- "pero si es demasiado peligroso tal vez no lo vamos a hacer. –concluyó-

Enviar noticiaImprimir noticia

Dejanos tu comentario

NOTA: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento sera eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
Enviar un comentario implica la aceptacion del Reglamento.