2014/04/23 Política

Pakistán comprobó la efectividad de misil con capacidad nuclear

Pakistán
Enviar noticiaImprimir noticia

"Este ensayo consolida y refuerza la capacidad disuasiva y la seguridad nacional del país", indicó un comunicado del Ejército.

                 Pakistán comprobó este martes con éxito las capacidades de su misil tierra-tierra Hatf-III, de factura autóctona y con capacidad para portar lo mismo ojivas convencionales que nucleares y golpear blancos a 290 kilómetros.

"Este ensayo consolida y refuerza la capacidad disuasiva y la seguridad nacional de Pakistán", indicó un comunicado del Ejército.

La prueba fue presenciada por altos jefes militares, entre ellos el del Estado Mayor General, Rashid Mehmood, quien felicitó a las tropas actuantes en el ejercicio por su excelencia técnica y operativa, indicó la versión digital del diario Dawn.

En sendas declaraciones difundidas a través de APP, la agencia oficial del gobierno, el primer ministro Nawaz Sharif y el presidente Mamnoon Hussain felicitaron a los científicos e ingenieros que con el Hatf-III "fortalecen el potencial defensivo de Pakistán y aseguran la paz en la región".

Pakistán se convirtió en 1998 en una potencia nuclear tras una prueba atómica subterránea que siguió a las realizadas por la India.

Aunque Islamabad no ha revelado el rango de sus cohetes -la mayoría desarrollados con ayuda de China y todos con nombres de conquistadores musulmanes-, expertos en defensa atribuyen a los mayor alcance de dos mil 500 a tres mil kilómetros.

Los últimos misiles desplegados por ambas naciones dejan casi sin margen de respuesta al adversario porque entre el lanzamiento y el impacto solo transcurren unos pocos minutos.

Según expertos militares, Pakistán se vio forzado a desarrollarlos para contrarrestar la Cold Start (Arranque en frío), una doctrina defensiva adoptada de modo no oficial por la India en 2004 y consistente en poder realizar una invasión terrestre relámpago sin que el rival tenga tiempo para ripostar.

Las dos únicas naciones del sur de Asia miembros del club nuclear han librado tres guerras desde su independencia en 1947, dos de ellas por el territorio de Cachemira, con la consecuente preocupación de la comunidad internacional. Ninguna de las dos es signataria del Tratado de No Proliferación Nuclear.

De acuerdo con un estudio de la Asociación Internacional de Médicos para la Prevención de la Guerra Nuclear, más de mil millones de personas podrían morir de hambre si Pakistán y la India emplean sus armas atómicas.

Además de que las nubes de radiación contaminarían las tierras de cultivo cercanas al centro de las explosiones, el hollín en la atmósfera devastaría las cosechas debido a la reducción de la temperatura global y de las precipitaciones en todo el planeta, señaló la investigación.

Enviar noticiaImprimir noticia

Dejanos tu comentario

NOTA: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento sera eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
Enviar un comentario implica la aceptacion del Reglamento.