2021/11/22 Sociedad

Kuala Lumpur, los estudiantes piden revisar la programación de los exámenes de fin de año

Malasia
Enviar noticiaImprimir noticia

Las críticas se refieren a la apretada agenda de exámenes y la combinación de diferentes materias. El gobierno pudo haber tomado la decisión para capitalizar las victorias políticas.

Una petición en línea ha recogido hasta ahora más de 20.000 firmas. Las críticas se refieren a la apretada agenda de exámenes y la combinación de diferentes materias. El gobierno pudo haber tomado la decisión para capitalizar las victorias políticas.

La programación de los exámenes para obtener el título de bachillerato (el Malaysia Certificate of Education) está generando serias dudas y críticas en Malasia. Muchos han calificado la nueva agenda como "una locura" y en la web los estudiantes la comparan con el "Squid Game" coreano. Hasta ahora, se han recogido más de 20.000 firmas para una petición en línea que reclama al Ministerio de Educación la revisión de la medida.

Las críticas se refieren al calendario de evaluaciones, que ha programado exámenes hasta los fines de semana (incluyendo los viernes en los estados de Kelantan, Kedah y Terengganu, a pesar de que Malasia es un país de mayoría islámica), y los estudiantes también señalan la aparente falta de lógica de combinar materias tan diversas como inglés, historia, matemáticas y estudios islámicos.

En vez de estar distribuidos a lo largo de todo el mes, los exámenes de fin de año se llevarán a cabo en un período más corto, del 2 al 20 de marzo de 2022. El gobierno no ha dado ninguna explicación sobre los cambios y algunos sugieren la hipótesis de que el partido gobernante tiene la intención de adelantar las elecciones generales a julio de 2022, un año antes de la fecha en que deberían realizarse. Esa posibilidad volvió a plantearla hoy el partido mayoritario UMNO (United Malay Natonal Organisation) que el domingo pasado ganó las elecciones en el estado de Melaka y quisiera capitalizar la victoria para consolidar su liderazgo, afectado por algunas dificultades en los últimos tiempos.

Syed Saddiq Abdul Rahman, diputado y conocido partidario de las políticas a favor de los jóvenes, se hizo eco del descontento de los alumnos, así como de los padres y profesores, y criticó la programación demasiado intensa, señalando las dificultades de muchos de ellos para acceder al estudio en línea. Pidió entonces que se reconsidere la decisión "porque es la única posibilidad que tienen los jóvenes de acceder a la siguiente etapa de su vida".

Un conocido bloguero local también habló de la situación "perjudicial para estudiantes, padres y profesores". "Por un lado decimos que estamos comprometidos en cuidar la salud mental de los estudiantes y , por otro, tenemos la versión malaya de una programación de Squid Game". Para muchos es una falta de sensibilidad similar a la del primer ministro, que en los últimos días canceló la tradición del desayuno en la escuela (que todos apreciaban) y después dijo que los más jóvenes eran "muy valiosos" para el país.

Enviar noticiaImprimir noticia

Dejanos tu comentario

NOTA: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento sera eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
Enviar un comentario implica la aceptacion del Reglamento.