2014/06/30 Economía

Abe: los japoneses deben empezar a sentir la recuperación de la economía

Japón
Enviar noticiaImprimir noticia

El primer ministro Shinzo Abe también se comprometió a promover reformas en materia de empleo y en sectores como el agrícola y el de servicios médicos, para impulsar la competitividad

El Gobierno nipón aprobó hace unos días una nueva estrategia de crecimiento económico que incluye propuestas para fortalecer el sector privado y el mercado financiero local, como la rebaja del impuesto de sociedades y la reforma del mayor fondo público de pensiones.

El Gobierno del primer ministro Shinzo Abe también se comprometió a promover reformas en materia de empleo y en sectores hasta ahora fuertemente regulados como el agrícola y el de servicios médicos, para impulsar la competitividad.

“La recuperación económica aún sigue su curso y no podemos dejar que este ciclo sea temporal. Los ciudadanos japoneses deben empezar a sentir y vivir esta mejoría”, dijo el propio Abe en una rueda de prensa para presentar el plan aprobado.

Junto a una política monetaria ultra flexible y un fuerte incremento del gasto público, esta estrategia aprobada es el llamado tercer pilar del programa de reforma económica impulsado por el primer ministro y conocido popularmente como “Abenomics”.

Sin embargo, el escepticismo en torno al éxito de esta “tercera columna” es cada vez mayor, ya que el plan refrendado es una versión más apuntalada del proyecto que ya presentó el año pasado y cuyas propuestas no han cristalizado en medidas concretas.

En este sentido, muy pocos creen que el Ejecutivo pueda lograr a corto plazo una modernización visible del sector agrícola, donde se ha propuesto reformar JA Zenchu, el sindicato central de las cooperativas, que constituye uno de los grupos de presión más poderosos del país.

Otra de las propuestas que genera incertidumbre es la de reducir el impuesto de sociedades nipón (uno de los más altos del mundo) desde el 35 por ciento actual hasta un nivel por debajo del 30 dada la muy deficiente salud fiscal del país asiático, cuya deuda pública duplica su PIB y es la mayor del mundo desarrollado.

También la de permitir a más de extranjeros trabajar en el sector sanitario o el de servicio doméstico, medida que busca facilitar una mayor incorporación de la mujer nipona al mercado laboral pero a la que previsiblemente se opondrán muchos grupos políticos que quieren mantener intacta la estricta política de inmigración del país.

De todo el programa, la medida que más expectación levantó en la Bolsa de Tokio fue la intención de revisar la cartera del Fondo de Inversión de Pensiones del Gobierno, el mayor de este tipo en todo el mundo, una medida destinada a atraer más capital al parqué nipón.

 

 

 

 

 

 

Enviar noticiaImprimir noticia

Dejanos tu comentario

NOTA: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento sera eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
Enviar un comentario implica la aceptacion del Reglamento.