2021/09/14 Ambiente

Comenzó la cacería masiva de delfines en Japón

Japón
Enviar noticiaImprimir noticia

Como cada septiembre comenzó en Taiji, Japón la cacería anual de delfines en las costas. Los pescadores y buzos los acorralan, los atrapan y comienzan a apuñalarlos.

Año con año, la caza de delfines y ballenas en las costas de Taiji, al sur de Japón, tiñe el mar de rojo. Tradicionalmente, desde hace siglos, la población se abastece y sostiene económicamente gracias a la pesca. En septiembre celebran una cacería masiva de animales salvajes en la zona. En esta ocasión son los delfines, y se estima que la caza termine hasta marzo de 2022.

La caza de delfines está siendo orquestada por la Asociación de Pescadores de Isana. En esta ocasión, tienen una «cuota de captura de 1 mil 849 delfines de nueve especies que el gobierno japonés ha permitido matar o capturar esta temporada», denuncia Natasha Daly, corresponsal para National Geographic. Entre las especies más afectadas están los delfines nariz de botella, delfines rayados, delfines de Risso y ballenas con cabeza de melón.No todos los delfines son asesinados, algunos se insertan en el mercado negro para ser vendidos a parques marinos. La gran mayoría de ellos son sacrificados por su carne, según la cobertura de Dolphin Project, un grupo activista basado en California. Son heridos de muerte con palos, hachas y otras herramientas.

A pesar de que la práctica ha sido denunciada a nivel internacional desde 2009, el gobierno japonés la sigue apoyando sin miramientos.

¿Tradición centenaria o ecocidio? Año con año, la caza de delfines y ballenas en las costas de Taiji, al sur de Japón, tiñe el mar de rojo.
 

Enviar noticiaImprimir noticia

Dejanos tu comentario

NOTA: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento sera eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
Enviar un comentario implica la aceptacion del Reglamento.