2014/06/18 Cultura

Mucho color y un poco de locura en Nueva Delhi

India
Enviar noticiaImprimir noticia

El tradicional festival de Holi, en India: un día para olvidar los problemas

Por todo el planeta hay una serie de fiestas populares memorables que con el tiempo han llegado a convertirse en eventos universalmente conocidos: desde los encierros de San Fermín en Pamplona, hasta el Oktoberfest de Múnich o el Carnaval de Río de Janeiro, entre otros. Dentro de este grupo se encuentra también la fiesta de Holi, en India, conocida popularmente como el festival de los colores o la fiesta del amor.

Sin datos concretos que lo puedan acreditar, los estudiosos coinciden en que esta fiesta religiosa hindú que celebra el comienzo de la primavera podría remontarse muchos siglos atrás. Los rituales constan de una hoguera que conmemora el mito original -la leyenda de un rey demoníaco que obligó a su pueblo a venerarle y que trató de quemar en una pira a su hijo Prahlada, a quien su devoción por el dios Vishnue le salvó la vida- y que se enciende tras el crepúsculo de la víspera de Holi, alrededor de la cual se baila y se tocan tambores. Tras una noche festiva comienza la citada guerra de polvos de vivos colores que, en los inicios del festival provenían de plantas como la cúrcuma, el neem o el dhak.

Lanzar agua coloreada también es algo muy habitual en esta fiesta en la que reina la locura y el desenfreno. No hay que olvidar que culturalmente Holi es un día para olvidar los errores del pasado, en el que se perdonan las deudas a la gente, un día para olvidar los problemas.

Vivirla desde dentro es toda una sensación y, para ello, en Nueva Delhi es habitual acudir a las celebraciones que tienen lugar en los campus universitarios, regadas con el tradicional bhang, y en las que los jóvenes bailan al son de la música mientras se lanzan polvos de colores. Llegados a un determinado punto, todas las personas son seres multicolores, el suelo parece un arcoíris y hasta las fachadas cercanas parecen obras de arte expresionistas. Incluso la vista parece saturarse de tanto colorido. Una experiencia nueva para los sentidos.

La India y Nepal son los países en los que la fiesta paraliza el país, pero esta celebración se ha extendido a numerosas comunidades de todo el mundo e incluso hay fiestas de música electrónica o carreras populares que emplean tanto el término Holi como los característicos polvos de colores. A pesar de los sucedáneos, si quieres disfrutar del auténtico Holi tendrás que viajar al Indostán.

Enviar noticiaImprimir noticia

Dejanos tu comentario

NOTA: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento sera eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
Enviar un comentario implica la aceptacion del Reglamento.