2018/07/07 Política

Presidente filipino ponderó rehabilitación de la isla de Boracay

Filipinas
Enviar noticiaImprimir noticia

El presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, afirmó que su gobierno rehabilitará la turística isla de Boracay considerada paradisíaca por su belleza natural y contactará con sus legítimos propietarios.

El presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, afirmó que su gobierno rehabilitará la turística isla de Boracay considerada paradisíaca por su belleza natural y contactará con sus legítimos propietarios.
Durante un discurso en la celebración del 31 aniversario del Departamento de Medio Ambiente y Recursos Naturales en Quezon City, el gobernante explicó que está considerando la creación de un comité para identificar a los propietarios de la isla, actualmente cerrada a visitantes por rehabilitación.
El gobernante filipino expresó el pasado 30 de mayo que era hora de 'darle la isla, de 10 kilómetros cuadrados, al pueblo'.
En el acto de esta mañana, desmintió informes que vinculan el cierre de Boracay con la supuesta construcción de un complejo casino en la isla, ubicada a unos 300 kilómetros al sur de Manila.
'No permitiré el juego, ni siquiera lo daré a los grandes negocios, dijo Duterte al tiempo que explicó que es una 'obligación moral' del gobierno rehabilitar Boracay, pues atrajo a millones de turistas al país.
El 26 de abril ordenó cerrar la isla por seis meses con el objetivo de eliminar la contaminación provocada por la gran afluencia de visitantes. Solo el año pasado recibió dos millones de turistas.
El cierre de ese destino turístico, considerado entre los mejores del país y del mundo, permitiría la construcción de una planta de tratamiento para aguas residuales generadas por los hoteles y la comunidad cercanos al lugar, detalló entonces Duterte.
Denunció que las instalaciones turísticas, restaurantes y proveedores de otros servicios en Boracay dañaron el entorno natural de la isla al verter esos residuos en el mar.
El ministerio de Medio Ambiente precisó que 195 comercios y cuatro mil negocios particulares no están conectados a los sistemas de alcantarillado y alrededor de 300 empresas ignoraron las normas de saneamiento.
La decisión de cerrar temporalmente las playas de Boracay es necesaria para recuperar el ecosistema marino a pesar de las pérdidas económicas que implica, aseguraron autoridades filipinas.
Por otra parte, representantes de la industria del ocio alertaron que la orden de Duterte afectaría 17 mil empleos en la isla que, a pesar de la crisis medioambiental, una de sus playa, la White Beach, se encuentra entre las 25 mejores del mundo, según los Premios Traveler's Choice de TripAdvisor, 2018.

 

 

Enviar noticiaImprimir noticia

Dejanos tu comentario

NOTA: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento sera eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
Enviar un comentario implica la aceptacion del Reglamento.