2018/07/04 Política

Matan a dos alcaldes en días consecutivos en Filipinas

Filipinas
Enviar noticiaImprimir noticia

La policía dijo el martes que el asesino, armado con un fusil, se situó en una elevación a unos 160 metros, en un ataque bien planificado

Un alcalde filipino fue asesinado el martes a tiros, el segundo jefe municipal que sufre la misma suerte en dos días, hecho que llevó a un senador de oposición a calificar al país de “capital asiática del asesinato”.

El alcalde Ferdinand Bote, de la población norteña de General Tinio, salía de un complejo del gobierno en una SUV cuando un hombre en moto le disparó varias veces. El pistolero escapó, dijo la policía.

El lunes, el alcalde Antonio Halili fue abatido de un disparo al corazón cuando cantaba el himno nacional en medio de cientos de empleados durante la ceremonia de izamiento de la bandera en Tanauan, al sur de Manila.

El senador opositor Antonio Trillanes IV atribuyó los homicidios a una “cultura de la violencia” fomentada por el presidente Rodrigo Duterte, a quien critica por una represión del narcotráfico que ha causado miles de muertes, principalmente de gente pobre, en los últimos dos años.

La Iglesia católica también ha expresado alarma por la muerte de tres sacerdotes en los últimos meses, uno de los cuales fue abatido cuando se disponía a oficiar la misa en una aldea del norte. Al menos cuatro sospechosos están presos por el hecho.

“Nadie está a salvo”, dijo Trillanes en un comunicado. “Por tratarse de alguien que prometió en su campaña restaurar la paz y el orden en nuestro país, es irónico para mucha gente que Duterte haya transformado a Filipinas en la capital del asesinato en Asia”.

Duterte dijo sin entrar en detalles el lunes que la muerte de Halili podría estar relacionado con la droga. Al menos tres alcaldes acusados por el gobierno de participación en el tráfico de drogas han muerto en allanamientos o choques con la policía.

Halili había negado tener relaciones con el tráfico. La policía dijo el martes que el asesino, armado con un fusil, se situó en una elevación a unos 160 metros, en un ataque bien planificado.

Bote, de 57, no figuraba en lista alguna de sospechosos de la agencia antidrogas. La policía no dio a conocer detalles del asesinato.

Enviar noticiaImprimir noticia

Dejanos tu comentario

NOTA: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento sera eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
Enviar un comentario implica la aceptacion del Reglamento.