2018/10/08 Política

Las dos Corea conmemoraron aniversario de la cumbre de 2007

Corea
Enviar noticiaImprimir noticia

Corea del Sur y Corea del Norte han celebrado, este viernes, su primer evento conjunto en Pyongyang para conmemorar el aniversario de la reunión cumbre de 2007, en medio de un modo creciente de reconciliación entre ambos países.

Corea del Sur y Corea del Norte han celebrado, este viernes, su primer evento conjunto en Pyongyang para conmemorar el aniversario de la reunión cumbre de 2007, en medio de un modo creciente de reconciliación entre ambos países.
Alrededor de 160 surcoreanos, incluidos funcionarios gubernamentales, políticos, civiles y líderes religiosos, tomaron parte en el evento, celebrado en el Palacio Cultural del Pueblo en la capital norcoreana.
El evento tuvo lugar para celebrar el 11º aniversario de la cumbre llevada a cabo en 2007 entre los líderes de ambas Coreas por aquel entonces: el presidente surcoreano, Roh Moo-hyun, y su homólogo norcoreano, Kim Jong-il.
Después de la cumbre, los líderes acordaron la llamada Delaración del 4 de Octubre, prometiendo cooperar en la construcción de la confianza mutua, la reducción de las tensiones y el fomento de la cooperación económica intercoreana.
Los participantes en el evento hicieron un llamamiento para la implementación fiel de los acuerdos de las cumbres que sus líderes alcanzaron este año, subrayando que la historia de no cumplir completamente los compromisos no debe ser repetida.
La historia de no lograr llevar a cabo completamente las Declaraciones del 15 de Junio y del 4 de Octubre no debe ser repetida, dijeron en una carta de llamamiento conjunta, refiriéndose a los acuerdos alcanzados en la primera y segunda cumbre intercoreana en 2000 y 2007.
Asimismo, urgieron esfuerzos para hacer que la península coreana esté libre de armas nucleares y amenazas de este tipo, trabajando juntos para ampliar los intercambios y cooperación transfronterizos.
Al evento asistieron funcionarios norcoreanos de alto rango, incluidos el jefe de Estado ceremonial, Kim Yong-nam, y el presidente del Comité para la Reunificación Pacífica de la Patria, Ri Son-gwon.
En un discurso, Kim exigió esfuerzos máximos para implementar los acuerdos de las cumbres alcanzados este año por los líderes de las dos Coreas. Ri expresó su esperanza sobre la reanudación de un programa turístico al monte Kumgang y la operación de un complejo industrial en Kaesong, los dos proyectos intercoreanos principales, suspendidos hace unos años por el enfriamiento de las relaciones entre ambos países.
El evento se trata de un seguimiento del acuerdo alcanzado por el presidente surcoreano, Moon Jae-in, y el presidente del Comité de Asuntos de Estado norcoreano, Kim Jong-un, en su última cumbre sostenida, en septiembre en Pyongyang, a fin de realizar eventos "significativos" para celebrar la cumbre.
La delegación surcoreana, liderada por el ministro de Unificación, Cho Myoung-gyon, y el líder del gobernante Partido Democrático, Lee Hae-chan, llegó a Pyongyang el jueves para unirse a la celebración.
La delegación incluyó también a los representantes de los sectores artístico y cultural y al hijo del difunto expresidente Roh, quien firmó la Declaración del 4 de Octubre tras la cumbre intercoreana de 2007.
Cho también pronunció un discurso, en el que calificó la Declaración del 4 de Octubre como un "hito que no se deteriora", añadiendo que trascendiendo los 70 años de división, ambas Coreas crearán un nuevo futuro en el que nadie haya puesto un pie antes.
Más tarde en el día, la delegación surcoreana asistirá a una actuación de gimnasia en masa, la cual un funcionario del Gobierno dijo anteriormente que no tendría mucha propaganda. Moon también vio dicha actuación en su visita el mes pasado.
Está previsto que el ministro de Unificación, quien está a cargo de los asuntos intercoreanos, se reúna al margen del evento con sus homólogos norcoreanos para discutir las medidas de seguimiento del acuerdo alcanzado por sus líderes en su cumbre de septiembre en Pyongyang.
Aún no es seguro si la delegación tendrá la oportunidad de reunirse con el presidente del Comité de Asuntos de Estado norcoreano, Kim Jong-un.
El Gobierno de Seúl dijo, previamente, que no considera que el dinero gastado en el viaje de la delegación surcoreana al Norte viole las sanciones globales contra el régimen, aunque dijo que se han llevando a cabo diálogos estrechos con Estados Unidos respecto al tema.
Se estima que el viaje cueste alrededor de 280 millones de wones (250.000 dólares), que serán pagados a Corea del Norte, según el ministerio.

 

Enviar noticiaImprimir noticia

Dejanos tu comentario

NOTA: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento sera eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
Enviar un comentario implica la aceptacion del Reglamento.