2020/01/14 Economía

Preocupa a empresas de EE.UU. próxima fase de acuerdo con China

China
Enviar noticiaImprimir noticia

Las empresas estadounidenses tienen dudas de que el acuerdo comercial de 'fase uno' a firmarse esta semana con China sea seguido de un pacto más sustancial con el cual se eliminen aranceles ya vigentes.

Las empresas estadounidenses tienen dudas de que el acuerdo comercial de 'fase uno' a firmarse esta semana con China sea seguido de un pacto más sustancial con el cual se eliminen aranceles ya vigentes.

La publicación The Hill manifestó que las compañías temen que no se logre una fase dos debido a los difíciles problemas que aún deben resolverse entre Washington y Beijing, lo cual mantendría al menos por otro año las tarifas ya adoptadas como parte de la guerra comercial entre las dos naciones.

Creo que existe un riesgo real de que no haya un acuerdo de fase dos, consideró David French, vicepresidente de relaciones gubernamentales de la Federación Nacional de Minoristas, quien declaró a ese medio que los negociadores reservaron los temas más espinosos para la próxima etapa.

Según The Hill, las empresas respiraron aliviadas cuando el presidente estadounidense, Donald Trump, y las autoridades del gigante asiático, anunciaron en octubre que habían alcanzado un acuerdo comercial limitado, porque con eso se evitó un aumento sustancial de los gravámenes.

Pero muchos de los aranceles duros que Trump estableció con el fin de presionar a China para que negocie un acuerdo siguen vigentes, así como la mayoría de las tarifas de represalia que el país asiático impuso a los productos norteamericanos, recordó el sitio digital.

Incluso después de que se firme la fase uno, todavía tendremos una tasa arancelaria general para los artículos importados de China del 21 por ciento. Antes de que comenzara la guerra comercial, la tasa estaba cerca del tres por ciento, indicó French.

De acuerdo con The Hill, la primera etapa del acuerdo, que Trump debe firmar el miércoles junto al viceprimer ministro de China, Liu He, reducirá a 7,5 por ciento los aranceles aplicados a productos chinos por 120 mil millones de dólares al año.

Sin embargo, ese mecanismo dejará en vigor gravámenes del 25 por ciento sobre importaciones chinas valoradas en 250 mil millones de dólares, por lo que French añadió al medio que estos países no están cerca de lo que sería la relación histórica normal.

Brian Kuehl, codirector ejecutivo de Agricultores por el libre comercio, un grupo contrario a las tarifas, consideró que después de la fase uno no puede creerse que ya todo está hecho.

Con más del 80 por ciento de los aranceles aún vigentes, el costo para los agricultores, las empresas y los consumidores estadounidenses continuará creciendo, estimó, luego de que Trump dijo el jueves que la próxima etapa del mecanismo podría no concretarse hasta después de las elecciones de noviembre venidero.

Aunque el presidente presume de la efectividad de los controvertidos gravámenes, la consultora Trade Partnership Worldwide divulgó la semana pasada que los aranceles aprobados por Trump a los productos chinos costaron a las empresas norteamericanas 37 mil 300 millones de dólares desde febrero de 2018 hasta noviembre de 2019.

 

Enviar noticiaImprimir noticia

Dejanos tu comentario

NOTA: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento sera eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
Enviar un comentario implica la aceptacion del Reglamento.