2019/01/10 Economía

China y EE.UU. buscan solución al diferendo comercial

China
Enviar noticiaImprimir noticia

Negociadores de China y Estados Unidos vuelven a verse las caras con la tarea de sellar finalmente las diferencias que en 2018 lastraron las relaciones y sumergieron a ambas potencias en una guerra comercial.

Negociadores de China y Estados Unidos vuelven a verse las caras con la tarea de sellar finalmente las diferencias que en 2018 lastraron las relaciones y sumergieron a ambas potencias en una guerra comercial.
Las pláticas transcurrieron desde este lunes a nivel viceministerial y deben arrojar una hoja de ruta para implementar los consensos alcanzados por los presidentes Xi Jinping y Donald Trump en Argentina el pasado 1 de diciembre.
El representante adjunto de Comercio, Jeffrey Gerrish, encabeza la delegación norteamericana.
Aunque China no precisó quien lideraría su equipo, se espera que nuevamente repita el viceprimer ministro Liu He, también el principal asesor económico del presidente Xi.
Previo a este encuentro, las partes solo tuvieron contactos telefónicos y abordaron cuestiones como el balance del intercambio de mercancías, la protección de los derechos de propiedad intelectual y el cronograma de las negociaciones.
Además, China anunció la suspensión del 1 de enero al 31 de marzo del 25 por ciento de los tributos aplicados a 144 productos del sector automotriz de Estados Unidos y también aprobó la entrada a su mercado del arroz norteamericano, un hecho inédito.
De su lado, Washington decidió retrasar hasta el 2 de marzo próximo la entrada en vigor de tarifas adicionales de entre 10 y 25 por ciento, y por 200 mil millones de dólares, sobre importaciones del gigante asiático.
Así los equipos allanaron el camino hacia un convenio que conduzca a levantar los fuertes gravámenes aplicados desde julio pasado, normalizar las relaciones bilaterales y terminar la confrontación de una vez, tal y como instruyeron los dignatarios.
Similares propósitos en 2018 los llevaron en más de una ocasión a la mesa de conversaciones, tanto en Beijing como en Washington, pero todos los arreglos conseguidos quedaron en letra muerta por decisión unilateral del país norteamericano.
Esos antecedentes ahora inhiben las expectativas sobre los resultados de cualquier negociación y más con Trump autocalificándose como un 'hombre de tarifas' si no se consigue un trato a su gusto, al inicio de la tregua de 90 días que él mismo pactó con Xi.
No obstante, como bien recordó ayer el diario chino Global Times, lo más claro en el pleito es que nadie se lleva un trofeo a casa con la guerra comercial y las secuelas van a todas partes.
'Un buen acuerdo entre China y Estados Unidos debe ser justo y realista para sobrepasar las pruebas del tiempo (...) Es imperativo el respeto mutuo por los intereses del otro dado a la naturaleza de los negocios. Sobre esa base las pláticas tendrán éxito', alertó.
Beijing también insiste en mantener una conducta racional y que conlleve al progreso mutuo y global, la cooperación ampliada y el manejo apropiado de cualquier otra diferencia.

 

Enviar noticiaImprimir noticia

Dejanos tu comentario

NOTA: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento sera eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
Enviar un comentario implica la aceptacion del Reglamento.