2021/07/21 Política

Australia y Nueva Zelanda se unen a acusaciones contra China por ciberataques

Australia
Enviar noticiaImprimir noticia

Australia y Nueva Zelanda se unieron a Estados Unidos, Unión Europea y otros miembros de la comunidad internacional en las acusaciones contra China por supuestamente estar detrás del ciberataque global en marzo contra Microsoft.

Australia y Nueva Zelanda se unieron a Estados Unidos, Unión Europea y otros miembros de la comunidad internacional en las acusaciones contra China por supuestamente estar detrás del ciberataque global en marzo contra Microsoft.

El Gobierno australiano señaló que estos ciberataques "socavan la estabilidad y seguridad internacional" y pidió a China "actuar con responsabilidad en el ciberespacio", según un comunicado conjunto de los ministros australianos del Interior, Karen Andrews; de Defensa, Peter Dutton; y de Exteriores, Marise Payne.

Los tres ministros australianos también expresaron "sus serias preocupaciones" por la presunta contratación del Ministerio de Seguridad Pública de China de "piratas informáticos que han llevado a cabo robos de propiedad intelectual para beneficio personal y para proporcionar ventajas comerciales al Gobierno chino".

Por su lado, el titular neozelandés de la Oficina de Seguridad de las Comunicaciones del Gobierno, Andrew Little, instó a "China a adoptar las medidas apropiadas en torno a estas actividades que emanan de su territorio", según un comunicado emitido anoche, al unirse a las condenas internacionales.

La Casa Blanca aseguró el lunes que el Ministerio de Seguridad Pública de China, el principal órgano policial y de inteligencia del país asiático, "contrata" a háckers para realizar actividades ilícitas en el planeta.

La Casa Blanca destacó el ciberataque contra Microsoft, perpetrado en marzo y que afectó a hasta 250.000 sistemas informáticos, entre ellos la Autoridad Bancaria Europea, el Parlamento noruego y la Comisión del Mercado Financiero de Chile.

A la acusación de Estados Unidos se sumaron la UE, la OTAN, Reino Unido, Japón, una coordinación con la que Washington quiso marcar músculo ante Pekín y tratar de disuadirle de continuar con ese tipo de operaciones.

Enviar noticiaImprimir noticia

Dejanos tu comentario

NOTA: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento sera eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
Enviar un comentario implica la aceptacion del Reglamento.